Tras una intensa y apresurada campaña electoral en Andalucía, Susana Díaz todavía está a la espera de ser envestida como presidenta de la Junta. Pese a repetir hasta la saciedad que no pactaría con nadie, hela aquí reuniéndose con unos y otros, con la esperanza de que apoyen su nombramiento.

El viejo amigo del Partido Socialista, el Partido Popular, ha sido el primero en acudir a la cita. A pesar de que Juanma Moreno, el líder de los populares en Andalucía, aseguraba que no apoyaría al PSOE, finalmente su partido ha decidido abstenerse, lo que favorece igualmente a la ganadora de las elecciones, Susana Díaz.

Ciudadanos, el partido de Albert Rivera, que obtuvo 9 escaños, debió de parecerle a la socialista, una buena muleta, pero sin embargo el partido se ha negado rotundamente a confluir con el PSOE si no se expulsa inmediatamente a los expresidentes Chaves y Griñán.

Podemos ha resultado ser igualmente, un hueso duro de roer. Este jueves, podíamos ver a la gaditana Teresa Rodríguez sentándose a hablar con la ganadora de las elecciones.

Parecía un espejismo después de meses de acusaciones y puyas cruzadas, pero allí estaba Rodríguez, con su sencillez habitual y su abrigo rojo.

El partido de Pablo Iglesias, ha sido claro y conciso. El PSOE debe comprometerse con tres condiciones específicas que Teresa Rodríguez calificó "de sentido común". Si estas propuestas se aceptan, Podemos apoyará la investidura, pero si no, directamente la rechazará.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Podemos

En primer lugar, proponen terminar con la impunidad en cuestiones de corrupción, lo que significa que Chavez y Griñán deben dimitir, pues son los responsables políticos de los delitos que se produjeron durante sus legislaturas. Del mismo modo, el partido morado exige la devolución de todos aquellos fondos defraudados, de forma que el partido sea el responsable subsidiario de los delitos.

La segunda condición está enfocada a parar el drama de los desahucios.

Podemos pide que los bancos que tengan vinculaciones con la Junta de Andalucía, deben comprometerse a respetar los Derechos Humanos, de forma que no efectúen desahucios sin proporcionar una alternativa habitacional y evitar de este modo, la exclusión social derivada.

Por último, Teresa Rodríguez defendió la austeridad en materia política y se pide la reducción de altos cargos y asesores a la vez que se hace público su número y su sueldo.

Con ese presupuesto que la Junta ahorraría, Podemos pide la readmisión del personal despedido en sanidad y educación.

Parece ser que a Susana Díaz le ha salido mal la jugada. Al adelantar las elecciones andaluzas con la supuesta intención de conseguir una "estabilidad de gobierno" su situación no parece ahora "muy estable" y existe la remota posibilidad de que tengan que repetirse las elecciones al Parlamento Andaluz si no se llega a un acuerdo temprano.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más