"Voy a ser el próximo presidente del Gobierno y voy a cambiar la ley electoral". Así de convencido se mostró el secretario general del Partido Socialista (PSOE), Pedro Sánchez, ante los militantes uruguayos, la mayoría de procedencia o herencia española y residentes en Montevideo. El líder socialista acudió a la capital uruguaya para participar en el acto de cambio de mando de la presidencia del Gobierno del país, que el pasado domingo dio paso de José Mujica a Tabaré Vázquez.

El socialista aprovechó su visita para reunirse con los militantes y escuchar sus propuestas e inquietudes, como es la situación generada con el voto rogado, una modalidad según la cual será el elector potencial quien tenga que "rogar" la posibilidad de materializar su derecho al voto.

Además de promesas electorales, Sánchez mostró su convencimiento a que las elecciones, autonómicas y nacionales, les sean favorables a los socialistas. "Nunca desestimes; me parece bárbara la trayectoria del PSOE, pero hay que ajustar cosas; no desestimes a entidades nuevas que hagan mella", replicó al político en esta línea una de las asistentes al encuentro, en relación a la fuerza entrante de Podemos, con Pablo Iglesias a la cabeza.

La militante le explicó al socialista cómo en Uruguay se había dado el caso del Frente Amplio, un partido de izquierdas que lleva ya tres legislaturas al frente del Gobierno. "Son partidos nuevos que no tienen la experiencia de Gobierno"; se defendió el líder socialista, quien se definió como "optimista", pero conocedor de las "complejidades".

"El PSOE seguirá siendo el partido que pueda formar mayoría de los Gobiernos en muchos sitios", auguró ante el escepticismo. "Rajoy -atacó por otro lado- es el presidente que ha tenido peor valoración de toda la historia de España".

Empleo en Andalucía

En esa línea, una de las apuestas que Pedro Sánchez recalcó ante los españoles en Uruguay fue la de resultar ganadores de las elecciones andaluzas.

Así, el político asegura que si la candidata socialista al Parlamento Andaluz se hace con la victoria, atacará al desempleo como uno de sus puntos fuertes. Así, explicó que Susana Díaz ya ha hablado de la creación de un plan de Empleo juvenil y de un mecanismo que permita "volver a traer a todo el talento emigrante a Andalucía, mediante por ejemplo, desgravaciones fiscales a las empresas que contraten a personas jóvenes".

"El drama del paro es horizontal", matizó Sánchez a los presentes, recordando que, sin embargo, hay sectores que se han visto más afectados. "La peor tasa de desempleo es entre la gente joven y la gente mayor de cincuenta años", destacó el socialista. "El PP les ha recortado las prestaciones sociales y están en paro de larga duración", lamentó. "De los más de cinco millones de personas en desempleo, casi tres millones largo llevan más de un año. De ellos, 2,3 llevan más de dos años", expresó el líder socialista, alarmado de las últimas cifras de desempleo en España.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!