El Presidente del Gobierno, D. Mariano Rajoy, ha afirmado que nuestro país quiere y desea que le vaya bien al pueblo griego y que el ejecutivo español no es el responsable de los fracasos y frustraciones del Gobierno de Alexis Tsipras. Estas declaraciones han sido la contestación a las graves acusaciones del primer ministro heleno, donde dijo que España y Portugal habían ideado un eje para tumbar al gobierno griego y a sus políticas.





Rajoy ha aprovechado el acto que tenía que realizar en la ciudad de Sevilla para dar su apoyo al candidato del PP, Juan Manuel Moreno, para lanzar unas palabras contra dichas acusaciones: "Formamos parte de un gran proyecto que se llama Europa, y gran parte de las decisiones que afectan a la vida de los ciudadanos se toman en Bruselas". Por lo tanto parece absurdo acusar a España y Portugal de los problemas que ha sembrado el ejecutivo griego.





El Presidente del Gobierno ha proseguido su discurso incluyendo que: "Los españoles somos solidarios y creemos en una Europa solidaria. Queremos que le vayan bien las cosas el pueblo griego. Estaremos siempre dispuestos a ayudar a todos aquellos que forman parte de ese gran proyecto común que es la Unión Europea, pero también queremos que todos cumplan como hicimos nosotros (España) con nuestras obligaciones y nuestros compromisos, porque de lo contrario es imposible poder construir un proyecto político a nivel europeo".





Y proseguía diciendo que: "Hay que hablar con claridad, nosotros no somos los responsables de la frustración que ha generado el partido de izquierda radical griega". Refiriéndose a que habían hecho una serie de promesas electorales que sabían que les costaría cumplir, por no decir que les sería casi imposible afrontar con la situación económica que tiene Grecia para financiarse.



Según Mariano Rajoy, una cosa es prometer y criticar al Gobierno y otra cosa es coger un Gobierno en la ruina, al borde de la quiebra y a punto del rescate y sacarlo adelante, eso no es tan fácil.

Haciendo mención a las críticas que Podemos, un partido político español similar a la izquierda radical que gobierna en Grecia.



El ejecutivo griego no puede buscar fuera, mirando a países aliados como son España y Portugal, tratando de excusarse en ellos como responsables estratégicos de que no pueda llevar a buen puerto las políticas económicas que les dieron la victoria en las últimas elecciones generales del país heleno.

El Presidente del Gobierno español, ha concluido sus declaraciones afirmando que la única forma de resolver los problemas es ser serios y decir a la gente la verdad de las cosas, no prometer lo que se sabe de antemano que no puedes cumplir porque no depende de ti.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más