Las elecciones andaluzas han asestado un fuerte golpe al actual panorama político español, y los analistas políticos especifican que los resultados constituyen mucho más que una simple premonición de cara a las elecciones generales. En este sentido, independientemente de que la mayoría de los andaluces sigan confiando en el PSOE tras los escándalos de corrupción y desviaciones de subvenciones que han surgido a lo largo de los años, ahora es momento de replantearse cómo va a afectar la irrupción de Podemos y de Ciudadanos para el partido UPyD, el primero en discordia que trató de ofrecer una visión diferente de política pero que por distintas causas no ha logrado entusiasmar a los Españoles.

De hecho, el partido solo ha conseguido el 1,93% de los votos, lo que supone un grave descenso con respecto a las últimas elecciones autonómicas, cuando consiguió afianzar un 3.35%. La consecuencia es contundente, el partido se queda sin representación en el Parlamento regional. Tras la estrepitosa caída de la formación en los comicios andaluces, vuelven a resurgir los fantasmas del pasado que desde la propia formación veían en Ciudadanos un aliado poderoso en la lucha por hacerse un hueco en la Política nacional.

Según se ha confirmado a distintos medios, ciertos pesos pesados del partido indican que Rosa Díez podría verse obligada a dar un cambio brusco de dirección del partido y ceder a las presiones que buscan un pacto con Ciudadanos de cara a las elecciones generales. Hay una reunión prevista para el día de hoy donde se prevén tomar distintas decisiones importantes para el futuro del partido político.  De hecho, Ciudadanos ha logrado afianzarse en el Parlamento autonómico Andaluz con la nada despreciable cifra de 9 escaños, con más de 400.000 votos.

Está por ver qué ocurrirá con el partido de Rosa Díez, pero los más críticos apuntan a que la única vía de escape es la dimisión de su máxima dirigente para poder reconducir su diálogo con Ciudadanos, partido en pleno auge y que según las encuestas parece postularse como serio candidato a eliminar el bipartidismo; junto con Podemos, quienes han logrado hacerse con 15 escaños, una nada despreciable cifra teniendo en cuenta que venían de la nada.

Una vez más, queda claro que en Política, no todo es política. El marketing y las herramientas de comunicación han ayudado a estos nuevos partidos a postularse como claras referencias, dejando de lado a UPyD, quienes han fallado en promocionar su partido y han ido perdiendo fuelle poco a poco, quizá llegando al inevitable desenlace de su disolución.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!