José Ignacio Wert, ministro de Educación, cambia de nombre a su polémico decreto de grado con el que ha conseguido una gran mayoría de descontentos en todos los ámbitos. El ministro José Ignacio Wert quiere añadirle un nuevo término el 4-1 para referirse que a los cuatro años actuales le quitas uno año.

Por el momento conocemos el método actual de universidad 4+1 (cuatro años de carrera universitaria y uno de máster) y el modelo que quiere implantar Wert es el 3+2 (tres años de carrera universitaria y dos de máster) o como actualmente quiere llamarlo el 4-1 (quitarle un año al grado universitario). Este nuevo decreto de grado se podrá implanto en enero del 2015, pero aún no tiene fecha de inicio

Los partidos que han rechazado el 3+2 son PSOE,UPyD, Izquierda Plurar, Foro de Asturias, BNG y Amaiur; los que se han participado han sido CiU y ERC, pero el PP ha conseguido mayoria en las camaras a favor del nuevo decreto.

Las críticas por este nuevo decreto de grado se producen porque sumar otro año de máster implicaría un aumento en el precio para conseguir una mayor formación que no todo el mundo podría recibir por su situación económica. Los sindicatos de estudiantes y los propios estudiantes están indignados a por esta propuesta por lo que han decidido convocar una huelga los días 25 y 26 de febrero con eslóganes como "¡No a la privatización la universidad pública!" o "¡Todos a la lucha para defender nuestros derechos!".

Ante esto el Ministerio declaro hace unas semanas que no solo se debe utilizar el término 3+2 sino que existen otras variables que el Ministerio aceptaba como correctas alternativas posibles: el 4+1, el 3+2, el 3+1 o el 3+1+1. El ministro Wert quiere que nos comparemos con los países europeos que conviven con los grados de 3 y 4 años con másteres de uno o dos años.

También quiso recalcar que no es necesario hacer un máster y si se toma la decisión de hacerlo no tiene porque ser de dos años. Este nuevo decreto de grados esta llevando al ministro de Educación a ser el punto de mira con otra nueva crítica a sus proposiciones y con muchas ideas a debatir. Será un nuevo método de propaganda política para revolucionar a los medios de comunicación.

Haz clic para leer más