Después que el Juez de la Audiencia Nacional, el Sr. Fernando Andreu, dijera que "los estados financieros contenidos en el folleto de salida a bolsa de Bankia no expresan la fiel imagen de la entidad", ha impuesto una fianza gigantesca. ¿Cómo y quién la pagará?

Se tendrán que reunir todos los que en su día lanzaron a la bolsa a la entidad, entre ellos, Rodrigo Rato, Francisco Verdú, José Manuel Fernández y José Ignacio Goirigolzarri, que es el actual líder de Bankia. Entre todos tendrán que repartirse la multa de 800 millones de euros. Nos preguntamos ¿de dónde saldrá esa enorme cifra?.

Como es una fianza civil, todos los imputados deben dar garantías para hacer frente a este pago.

Esto no significa que el que tenga más patrimonio deba ser el primero en aportar. Todos, absolutamente todos tendrán que poner en conjunto sus bienes a disposición. Por este motivo, el reparto debe hacerse mediante una negociación.

Si dividimos entre las dos entidades financieras y los cuatro ex dirigentes de la cúpula de Bankia, que también están siendo imputados por las tarjetas black, tienen que pagar cada uno 133 millones de euros.

Según se supo, los cuatro ex directivos tienen una póliza con Mapfre, que había suscrito Bankia en su momento. Pero el Juez Andreu ya había rechazado esta opción en el asunto de Blesa, que quería pagar los 16 millones de fianza por las tarjetas black con este seguro de responsabilidad civil de Mapfre.

Otra opción que encontró Rodrigo Rato para hacer frente a los 3 millones que le había impuesto también el Juez Andreu por las tarjetas black, fue solicitar un aval bancario, y así no tuvo que embargar sus bienes. El Banco Sabadell fue el que le dio el dinero a Rato en este momento, y le costará pagar una comisión de 1 por mil al ex ministro, según averiguó el periódico Vozpópuli, hasta devolver los 3 millones que pidió.

Como todos pensamos, Bankia, y su matriz el Banco Financiero y de Ahorro, junto con el resto de los imputados, interpondrán un recurso contra la decisión del Juez Andreu por la imposición de los 800 millones. Alegando que el auto sobre la fianza no es firme y que estudiaran lo que es su derecho para defender la entidad y a sus accionistas.

Mientras tanto debemos saber que los recortes han despedido a 6.000 trabajadores. Hay muchos juicios y litigios que siguen todavía. 2.000 fueron realizados en la ilegalidad, incluyendo allí a embarazadas, enfermos o personas que hacían horarios reducidos.

Algunos trabajadores se encuentran en tratamiento psicológico, según cuentan desde los foros de ex trabajadores de Bankia, por sentimientos de culpabilidad, después que ofrecieran a los ahorradores que se pasaran a las "Preferentes".

Bruselas sigue imponiendo a Bankia el cierre de 1000 oficinas antes que este 2015 finalice.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!