La noticia del cese de Tomás Gómez como secretario general del Partido Socialista Madrileño y la disolución de la actual dirección del partido en la capital ha causado un gran revuelo en el ámbito político. Tras el anuncio de la suspensión del candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid, se vivieron unas horas convulsas en el seno del PSOE, que finalmente ha optado por mantener la unidad en torno a Pedro Sánchez, respaldando la decisión tomada por el líder socialista.

Según manifestaron desde el partido, dicha decisión se tomó por la implicación de Gómez en el posible caso de corrupción del proyecto del Tranvía de la localidad madrileña de Parla, durante su mandato como alcalde.

El proyecto en cuestión está bajo investigación judicial debido a su coste final, que triplicó su presupuesto, aumentando de los 93 millones de euros en el momento de su adjudicación, a los 142 millones de euros a su finalización, que sumados a los correspondientes intereses, supondrán un total de 256 millones de euros a cargo de las arcas públicas.

La Fiscalía sospecha de un delito de prevaricación y malversación de fondos públicos, que el equipo de Gómez achaca a un informe erróneo de la Cámara de Cuentas. A esto hay que sumar la imputación del sucesor y amigo íntimo de Tomás Gómez en el Ayuntamiento de Parla, José María Fraile, en la trama de corrupción conocida como "Operación Púnica".

Desde el PSOE han considerado que la debilidad política del ex candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid hacía imposible un buen resultado electoral.

Una encuesta de urgencia de Metroscopia elaborada para el diario 'El País', realizada tras conocerse la destitución de Tomás Gómez, reflejaba que el respaldo ciudadano a la decisión de Ferraz era casi unánime, y estimaba en 8'2 puntos la inmediata subida del PSOE en intención de voto, convirtiéndose así en la primera fuerza política de la Comunidad de Madrid con un 19'2% de los votos, seguido por el PP, con un 18%, y en tercer lugar Podemos, que cae desde el 17'8% al 13'6%.

La Comisión Gestora del PSM, presidida por Rafael Simancas, tiene ahora como prioridad, ante la inminencia de las Elecciones autonómicas que se celebrarán el próximo mes de mayo, de designar un candidato a la Presidencia de la Comunidad madrileña a la mayor brevedad posible. Han anunciado que en un máximo de quince días se dará a conocer el nombre de dicho candidato, aunque se despunta como favorito el catedrático Ángel Gabilondo, ex ministro de Educación con el gobierno de Zapatero y ex rector de la Universidad Autónoma de Madrid.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más