En el Partido Socialista Obrero Español no viven días de prosperidad,si no más bien días de adversidad. Inmersos en una crisis de inquietudes ideológicas,hay guerras internas donde hay una parte de integrantes del partido que están afavor de Pedro Sánchez y en el otro lado del ring está Susana Díaz que esarropada por casi la mitad de los integrantes.

El descalabroautodestructivo que esta suponiendo el despido de Tomas Gómez del PartidoSocialista Madrileño y la rebeldía de los políticos de la cúpula socialista madrileña,y por último el ascenso meteórico dePodemos que parecía ser el encargado de poner el último clavo al ataúd del PSOE.

Sin embargo,esta no es la última piedra en el camino del PSOE, le ha crecido un nuevoenano.

El juez Alberto Jorge Barreiro perteneciente al TribunalSupremo ha imputado a cinco ex altos cargos de la Junta de Andalucía que tienenla categoría de aforados. Entre losimputados se encuentran los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñan,quienes declararan después de que se celebren las elecciones autonómicas para que estasno manipulen los resultados, ya que la candidata a la presidencia de AndalucíaSusana Díaz perteneció a la cúpula de Chaves o Griñan.

Así,el Secretario General del PSOE Pedro Sáncheztendrá que volver a dar una demostración de fuerza y hacer una limpieza de lospresuntos ladrones si estos no dimiten antes, pero todo hace preveer que querránperpetuarse en el cargo y que habrá otra oleada de enfrentamientos internosdentro del PSOE.

Tanto Chaves como Griñan intentaron el día 17 de Noviembre del2014 declarar voluntariamente para evitar que el Tribunal Supremo les imputara,pero no lograron obstaculizarlo, así pues el Supremo investigará si losimputados colaboraron de forma directa o indirecta en repartirse 855 millonesde euros de dinero del contribuyente y si de esa cuantía se destinaron 141millones de euros a captadores para conseguir negocios y amigos que realizabanactividades empresariales.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!