Varios miles de personas acudieron a la llamada de la Asociación de Víctimas del Terrorismo en la madrileña plaza de Colón. La asociación mayoritaria de víctimas mantiene su exigencia de "verdad, memoria, dignidad y justicia" y pide al gobierno de Mariano Rajoy que cumpla su propio programa en materia antiterrorista. "España necesita gobernantes que no se arruguen frente a ETA", es lo que quiere la AVT.

El sentimiento de traición y engaño ha sido la idea que ha flotado en el ambiente durante todo el acto.

Consideran el gobierno actual como continuista de los de Rodríguez Zapatero. La propia presidenta de la Asociación, Ángeles Pedraza, en el discurso de cierre exponía: "La manifestación de hoy es para denunciar las traiciones del gobierno a las víctimas". La presidenta de la AVT se lamentaba de las ausencias clamorosas de todos aquellos, que un tiempo no muy lejano, les alentaban a salir a la calle para protestar por los oscuros acuerdos con ETA de Zapatero y su gobierno.

Se ha reprochado, y mucho, al legislativo de Rajoy sus desatinos en materia antiterrorista, "No vamos a permitir que los asesinos salgan a la calle y consigan en las instituciones lo que no han conseguido matando"; advertía en otro momento del discurso.

Otra diana del malestar del colectivo de víctimas ha sido "el peor ministro de interior de la democracia", como se denominaba al señor Jorge Fernández Díaz en otro de los discursos pronunciado por una de las víctimas.

El malestar era intenso en la concentración y se fueron desgranando todos y cada uno de los hitos en esta historia de desencuentros que el gobierno de Rajoy ha protagonizado; las excarcelaciones de etarras a cuenta de la sentencia de Estrasburgo, tirando por tierra el armazón jurídico de la doctrina Parot sin un solo pero ni una mínima demora.

La presencia en las instituciones de los partidos y las personas que sin género de duda apoyaron y siguen sosteniendo el entramado etarra. Por contra, también se alabó la acción del gobierno en lo que respecta a la detención de Santi "Potros" o la aprobación de la cadena perpetua revisable en el nuevo Código Penal.

Frente a las injustificables ausencias de políticos del PP -cuyo presidente de honor, Jose Mª Aznar, ayer mismo pedía "dignidad y justicia aquí, mañana…"- y del PSOE, caben destacar otras presencias: por parte de UPyD asistieron el diputado Tony Cantó y sus candidatos al ayuntamiento David Ortega y la Comunidad de Madrid Ramón Marcos y de VOX estuvo presente su secretario general Iván Espinosa de los Monteros y numerosos simpatizantes.


¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!