El primer número de la satírica revista francesa, después delos atentados contra su redacción perpetrados por un comando terrorista deislamismo fanático ( yihadista), que se cobró la vida de 12 periodistas, entreellos sus directores, se agotó en lasprimeras horas de esta mañana, día miércoles 14 de enero, y ya nadie podíahacerse con un ejemplar, al menos en los puestos de revistas y periódicosparisinos.

Se trata de una edición homenaje, muy bien pensada y quecontó con el apoyo estatal para llevar adelante un importante incremento dedistribución y de circulación, triplicando prácticamente su tirada traducida a 16 idiomas (hasta la fechadel atentado se imprimían un millón de ejemplares). Sobre todo es una ediciónde homenaje y respeto a las víctimasmortales (12 periodistas, 3 agentes policiales, 4 rehenes de un supermercadoKosher. Un total de 17 personas en apenas tres días la semana pasada en París).Supongo que en este número se hablará y se tratará de buscarle un costadoirónico, de humor negro o absurdo si se quiere, al fatal atentado a la sede de “CharlieEbdo”, pero también estoy convencido que se trata de un número dedicado a defenderla libertad de prensa, francesa, europea y también global.

Es por esto, supongo, que los sobrevivientes caricaturistasy redactores no han dudado, en lo que se debe reconocer como un verdadero actode valentía y coraje, si se quiere un ejemplo de que “se crece en la adversidad”,cuando han decidido volver a meterse con el Profeta de los musulmanes, y que sea él, precisamente Mahoma, el que en su portada exhiba el famoso cartelque inundó las calles de París y del mundo, “Je suis Charlie Ebdo” ( Todossomos Charlie Ebdo) y que a su vez proclame algo así como un perdón universalque – en una interpretación más fina- también puede leerse como de perdón a lasvíctimas, pero también a sus propios victimarios: “Tout est Pardonné”( Todo ha sido perdonado).

El interior de este número histórico homenaje de “CharlieEbdo”, donde han colaborado otros periodistas y caricaturistas, en palabras deRichard Malka, uno de sus redactores que ha sobrevivido a la tragedia, es unamuestra de firmeza e intransigencia ante el miedo y las amenazas terroristas,vengan de donde vengan, “No cederemos nada, sino todo lo que ha sucedido notendría ningún sentido”. Recordemos que “Charlie Ebdo” no solo se “burlaba” delos excesos de la religión islámica, sino que también lo hacía con el Papa, conel cristianismo, los judíos, los árabes y siempre ha sido muy crítica con lapolítica francesa, tanto de sus políticos y partidos de derecha como deizquierda.v

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más