La destrucción deliberada de la Sanidad Pública Catalana tiene nombre, apellido y padrinos, Boi Ruiz está apartando a todos los buenos y eficientes gerentes que aún quedaban en el sistema de salud y en algunos casos los cesa de forma fulminante por ser demasiado buenos o estar demasiados comprometidos con su gestión y administrar a conciencia el hospital que tienen a cargo.

Y todo con el visto bueno de Mas y el mirar hacia otro lado de ERC, el mejor director gerente que tenía Catalunya ha sido cesado de su cargo de forma fulminante, en el proceso salvaje e hipócrita, además de hacerlo sin pudor, sin esconderse, pues Boi Ruiz sabe que está respaldado y que además ahora juega una carrera contra el tiempo, los intereses privados apuran el proceso y este señor que está vinculado a esas empresas de forma directa destroza a conciencia y con extrema eficacia el sistema de salud catalán.

Es por eso que de forma inexplicable ha cesado a José Navas, director gerente de Vall d'Hebrón, quien mejoró el presupuesto del hospital de forma sensible, algo totalmente contrario a los intereses empresariales y personales de Boi Ruiz, pues pasó de un presupuesto de 560 millones de euros a uno de 400 a 440, un director que ha sabido o supo mantener al hospital como el mejor de toda Cataluña es cesado de su puesto por eficiente y responsable.

Esa es la demostración de que ni Mas ni Junqueras desean seguir manteniendo el sistema de salud que hoy tiene Catalunya y que apuestan por una privatización salvaje a través del destrozo del sistema. Basta con decir que el cese de Navas se lo comunica telefónicamente el mismo Boi Ruiz, incluso antes de que se acordara ene el Consejo de Administración del ICS.

Y los ceses son más, todos de forma fulminante, Pilar Solans, gerente del Ámbito de Atención Primaria de Barcelona Ciudad y por otra parte el gerente territorial del ICS Tarragona, Pere Montserrat. Todo esto avalado por ERC, esa formación que grita a los 4 vientos que desea una Cataluña independiente y a la cual habría que preguntarle por qué aprueba y da soporte a este proceso de desmantelamiento de la Salud Pública Catalana, todos los recortes y todos estos ceses al igual que el progresivo deterioro y desmantelamiento de la Salud Pública Catalana está aprobado en el parlamento con los votos de ERC, eso que quede claro, nada está pasando sin su desconocimiento ni sin su aprobación.

Estratégicamente ERC se vería obligada a cuestionar a Boi Ruiz, pero eso de no haber llegado al acuerdo para las elecciones, ahora se contentaría con poner una solución mejor y por supuesto demagógica, el cese de Boi Ruiz, quien por otra parte está posicionando a gerentes pertenecientes a la CDC pura y dura, por si el próximo conseller fuese de ERC estaría rodeado y no olvidemos que es el principal capítulo del presupuesto catalán, al menos de momento, si logran privatizar más hospitales Boi Ruiz tiene no sólo asegurado sus puestos de dirección en las empresas privadas que ya ocupa sino su futuro económico por varias generaciones.

El caso es que la Salud Pública Catalana continúa siendo destruida a conciencia por Mas, Junqueras y Boi Ruiz.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!