Esta semana, el humorista Facu Díaz, conocido principalmente porel programa que lidera en “La Tuerka”,fue imputado por la Audiencia Nacional,tras la realización de un vídeo humorístico en el que aparecía cubierto con unpasamontañas parodiando al PartidoPopular.

Facu Díaz asegura, en unaentrevista para Público.es, que todoesto forma parte de la campaña mediáticade desprestigio que se viene realizando sistemáticamente contra Podemos y contra su líder, Pablo Iglesias. Facu, ha reiterado queél no forma parte de la formación política Podemos, pues siempre ha pertenecidoa Izquierda Unida.

El humorista de “La Tuerka” comenta que se siente como una pieza más del tablero, “Esto es un ataque político”, afirma Facu Díaz.

Denuncia que se hautilizado este sketch en cuestión, delos muchos que realizan en el programa, para sembrar la polémica, “pues es lo único que han podido encontrarpara atacarnos”. La manipulación en los titulares de los diferentesperiódicos españoles es evidente, pues se acusa directamente al programa, y seda por hecho que se trata de una “ofensaa las víctimas de ETA”, cuando en el vídeo, no se hace mención alguna aellas.

Lo que está claro es que ahora sus programas son analizados minuciosamente en busca de nuevas herramientas dedesprestigio. “Que existan detractoreses algo normal, lo desmedido es llevar estos asuntos a los tribunales”.

Facu Díaz asegura, como todo el mundo puede comprobar al ver elvídeo, que se trata de una parodia a loscasos de corrupción que afectan al Partido Popular, algo de sobraconocido por la sociedad.

El vídeo nohace referencia a las víctimas de ETA; se compara al PP con unaorganización corrupta y criminal, una comparación que se ha escuchado repetidamenteen los medios. El humorista considera que solo pretendían hacer una broma diferente,pues el asunto de la corrupción en el PP está algo relamido.

El humor es loúltimo que deberíamos perder.

Díaz afirma sentir empatía poraquellos que han sufrido de forma directa o indirecta el terror en nuestro país.Denuncia que la asociación “Dignidad yJusticia” no representa a todas las víctimas, pero que sin embargo “ha hecho suyo el dolor de todas ellas comosi su indignación por el sketch fuera algo generalizado”.

El gobierno exigió, también, queel programa pidiera perdón después de la emisión del polémico sketch. Según Facu Díaz, “el Partido Popular no seencuentra en situación de exigir disculpas”, sino que en todo caso, “deberíanser ellos los que pidieran perdón” por las continuas declaraciones “subidas detono” que vienen realizando durante los últimos meses, en las que realmente utilizanel dolor de las víctimas para justificar sus fines políticos.

Facu Díaz ha recibido apoyo de muchos trabajadores de los medios decomunicación, al mismo tiempo que muchos ciudadanos le dan ánimos desde lasredes sociales. Su caso es especialmente llamativo al darse la imputación undía después del ataque terrorista contra ‘CharlieHebdo’, un día en el que, en España, muchos abogaron por la libertad de expresión.

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!