La Sala de lo Civil delTribunal Supremo ha decidido este miércoles admitir a trámite lademanda de paternidad presentada por la ciudadana belga IngridJeanne Sartiau contra el Rey Juan Carlos I de Borbón,tras el análisis de la documentación presentada por la demandante yconcluir que hay suficientes indicios que indican que su madrey don Juan Carlos mantuvieron una relación sentimental. Sin embargo,una segunda demanda, presentada por Albert Solá, que aseguraser el primogénito del Rey, ha sido rechazada. Ésta últimaiba acompañada de una prueba de ADN con una “fiabilidad superioral 99'9%”, y defendía igualmente que su madre biológica, AnnaMaría Bach Ramón, mantuvo una relación con el Rey antes de suproclamación como Jefe de Estado.

Solá, nacido en 1956, fue criadopor una familia adoptiva.

La Fiscalía habíasolicitado que no se admitiesen a trámite ninguna de las dosdemandas presentadas, al entender que no se ajustaban a lo exigido por alartículo 767.1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, queestablece que no se admitirá ninguna demanda de filiación si no sepresenta un principio de prueba de los hechos en los que sefundamenta. Sin embargo, los magistrados han dado por válida la de Sartiau, después de que el pasado diciembre el Presidentede lo Civil, Francisco Marín Castán, elevase este asunto al Pleno,tras la entrada en vigor en el mes de julio de la ley que establece elaforamiento ante el Supremo del monarca, una vez perdida suinmunidad al abdicar en su hijo, el actual Rey Felipe VI.

Según fuentes delSupremo, la primera diligencia será dar traslado a ambas partes dela admisión de la demanda de paternidad, y el Rey Juan Carlosdispondrá de un plazo de veinte días para contestar a lamisma. Además, debe decidir si se somete a la prueba de ADNque solicita la demandante. Con toda probabilidad, se celebrará unavista pública en lospróximos meses, que podrá ser a puerta cerrada, a la que podríaestar obligado a comparecer y de la que saldrá una resolución,salvo que hubiese un acuerdo previo.

La Casa Real, trasconocer la admisión de la demanda, ha expresado su respeto a laindependencia del Poder Judicial.

Ingrid Sartiausostiene que su madre, Lilian, sostuvo una relación sentimentalcuando don Juan Carlos era todavía Príncipe de Asturias, y fruto deesa relación nació ella, en el año 1966.

Cuenta que hace unos diezaños, mientras veían en la televisión unas imágenes del Rey, sumadre le dijo: “Ese hombre es tu padre”. Tras enterarse dela publicación de un libro sobre los hijos ilegítimos delRey de España, contactó con Albert Solá. Sometidos ambos auna prueba genética de compatibilidad en la Universidad de Lovaina,el resultado estableció que existía un 91% de probabilidadde que fueran hermanos. Quizá las razones de que solamente sehaya admitido a trámite la demanda de Ingrid es el descalabro quesupondría reconocer que Albert es el primogénito de don JuanCarlos, y, por tanto, su heredero al trono.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!