El 2015 ha empezado en Francia con tragedia. Los atentados del terrorismo islámico han conmovido al mundo entero y no han sido pocas las respuestas de solidaridad ofrecidas desde muchas partes del mundo. Es por ello que ha sido convocada una gran manifestación multitudinaria en París a la que se prevé que asistirán líderes de diferentes potencias europeas en pro de la defensa de las libertades y la libertad de expresión.

Este último lema, el de la Libertad de expresión, ha sido enormemente utilizado estos días para solidarizarse con la muerte del humorista gráfico Charlie Hebdo, quien trabajaba en una revista satírica en la cual se había parodiado, entre otras cosas, del fanatismo de las diferentes religiones.

Fue por esto blanco del terrorismo, y ha sido a raíz de ello cuando las proclamas por la libertad de expresión se han visualizado en abundancia. "Todos somos Charlie" rezaba incluso un cartel en el tan reconocido arco del triunfo parisino, así como en miles de lugares públicos y en infinitos tweets y redes sociales.

Ante esto, el padre de la actual líder del partido francés de extrema derecha Frente Nacional, Jean-Marie Le Pen, aducía sin problema alguno que "yo no soy Charlie", en tanto en cuanto este hombre se situaba más bien en una posición anarquista troskista.

Le Pen padre, ante esto, dijo que no perdería el tiempo defendiendo su espíritu, aunque reconocía lamentar la muerte de "doce compatriotas" en el atentado que acabo con la vida del citado Charlie, a pesar -dice- de ser consciente de que se trataba de personas que habían pedido la disolución de su partido.

En este sentido, el Frente Nacional no fue invitado a la multitudinaria manifestación de este domingo en tanto en cuanto ha sido un partido que se ha dedicado a abrir heridas y a humillar y denigrar a los inmigrantes, con lo que su espíritu no concuerda con el de la manifestación, que no es otro que el de la defensa de la libertad (en todos los sentidos) y el rechazo a la violencia porque ante ella, está la palabra.

Así, los máximos dirigentes del Frente Nacional han incluso denunciado la manifestación prevista en homenaje a las víctimas ya que consideran que está básicamente dirigida por los medios de comunicación y que les han dejado fuera de un homenaje a víctimas francesas.

El problema de estas personas es que no entienden que haya gente que defienda valores, antes que a personas pertenecientes a un país, y que no solamente se trata de denunciar la vida de estos ciudadanos franceses, que también, sino de ir más allá y de denunciar el hecho en sí.

Y es por ello que asistirán miembros de otros países, porque lo que desde el FN no se entiende, es que hay veces que lo único que se trata no es el país de donde uno proviene sino los valores universales como el respeto, la tolerancia o la libertad.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!