Parece que aquellos que tratan de desprestigiar a Podemos por todos los medios no se dan por vencidos. Ahora, la nueva acusación que pretende arrojar sombra sobre el partido procede del mismísimo Tribunal de Cuentas.

La credibilidad que este órgano pueda llegar a tener depende en gran medida de que se conozca a sus integrantes. En los últimos años se ha sabido que esta institución sirve como "lugar de retiro" para muchos políticos "jubilados" procedentes, en su mayor parte, de los dos grandes partidos. Qué casualidad que sea esta "institución geriátrica" la que ponga ahora sobre la mesa unas oportunas sospechas acerca de irregularidades en la financiación de la nueva fuerza política liderada por Pablo Iglesias.

Como muchos miembros de Podemos han explicado en repetidas ocasiones, su mantenimiento económico no procede de Venezuela, de Irán ni de ningún Banco privado, sino que es un partido que se sostiene a través de las donaciones que los ciudadanos realizan a través de la plataforma internáutica "Crowdfunding".

El Tribunal de Cuentas ha reconocido que no se ha encontrado "ilegalidad", sino "ciertas irregularidades" con respecto a la financiación de Podemos en las pasadas elecciones europeas. El método "Crowdfunding" es algo nuevo y está sujeto aún a ciertos fallos informáticos, algo que escapa a la comprensión de este órgano anticuado. El Tribunal ha comunicado, por tanto, que no se penalizará a Podemos por este hecho, aunque haya sido el único partido que presenta "ciertas incoherencias" en su contabilidad durante este período.

Si realmente el mismo Tribunal de Cuentas admite que, todo esto, se debe al uso de un sistema nuevo de financiación, ¿qué motivos pueden tener para hacer públicos estos datos? La cuestión es clara: esta información sigue tratando de sembrar incertidumbre entre los simpatizantes de Podemos y para hacer creer a los españoles que, posiblemente, el partido de Pablo Iglesias se trata de uno más de "la casta" o de un partido corrupto.

Resulta casi ridículo que después de tantos años, durante los cuales los grandes partidos han recibido donaciones completamente opacas procedentes de manos privadas, se quiera hacer creer a la ciudadanía que ahora el asunto de la "financiación de los partidos" sea una prioridad a investigar en nuestro país.

Desde el Tribunal de Cuentas se apremia a la formación política, Podemos, a mejorar este sistema en el futuro; sin embargo, no se han pronunciado acerca de que el Partido Popular o el Partido Socialista deban ser más transparentes en lo relativo a las cantidades que reciben en concepto de donaciones privadas.

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!