En una carta publicada en las Redes Sociales, titulada “Amia:tragedia, confusión, mentiras e interrogantesCristina Fernández de Kirchnersalió al cruce de la reciente muerte del fiscal Nisman. Hasta hoy se sabe, pesea que todos sospechan que se trató de una muerte dudosa, que no hubo intervención en este suceso deterceras personas. El fiscal Nisman iba a presentar una denuncia, que ya habíacursado en la fiscalía, donde aportaba pruebas sobre alguna implicación del Gobierno, sobre todo en la figura de la presidenta Cristina Fernández, parabloquear investigaciones en el atentado terrorista que en el año 1994 – haceveinte años- acabo con la vida de 83personas en pleno centro de Buenos Aires, cuando voló por los aires la sedeargentina de la AMIA (Asociación Mutual Israelita Argentina).

Por su parte, la Presidenta Cristina Fernández ordenó a laSecretaría de Inteligencia desclasificar la información sobre el caso de laAMIA que había solicitado el fiscal Nisman. Sin embargo, en la RepúblicaArgentina, en un año electoral, se ha presentado una batalla tan grande e increíble entrelos medios de comunicación opositores y el actual gobierno, sobre todo eldiario Clarín en conflictos económicos y políticos con respecto a un monopoliomediático que los gobiernos democráticos kirchenistas trataron de acotar ennombre de una objetiva libertad de prensa.

De manera que aunque la mismaPresidenta haya declarado que el Gobierno colaborará con todos sus medios paraun pronto esclarecimiento del caso, en rigor de verdad, y pese a "toda la basura que publique" y diga Clarín con tal de involucrar a Cristina Fernández, la causa del atentado a la mutual israelita siempre ha sido muy oscura y lleva muchos años demisterios e incertidumbres sin resolverse.

Aunque está visto que se trataría de un suicidio ( porque el fiscal Nisman,aunque había manifestado que estaba amenazado y que “su vida corría peligro”,contaba con una fuerte custodia, más de diez personas estaban pendientes de losmovimientos del fiscal cuando percibieron una demora en salir de su propiodomicilio.

Como si se tratara de una cuento policial,  elarma con que se efectuó el disparo queacabo con la vida de Nisman pertenecía al propio Nisman, y fue hallada bajo su cuerpo. La puerta deldomicilio estaba cerrada por dentro y hubo que llamar a un cerrajero paraabrirla.) Igual, de todos modos la prensa opositora al gobierno bombardea contodo tipo de especulaciones sobre esta inesperada muerte, o “suicidio inducido “,con la intención de “ensuciar” y comprometer al Gobierno de los Kirchner.

 La denuncia de Alberto Nisman, que iba a serpresentada ante el Congreso de Diputados precisamente el día de su muerteinvolucraba, no se sabe hasta ahora de qué manera y con qué pruebas,personalmente a CristinaFernández en la causa de la AMIA. Los medios de prensa han publicado que laPresidenta habría sellado un acuerdo energético con Irán (paísinvolucrado en el atentado terrorista de la AMIA) a cambio de “hacer la vistagorda” sobre la investigación de los presuntos terroristas, que de origenisraelí, habrían participado en el atentado contra la AMIA.

Por esta razón es que la presidenta argentina acaba de ordenar la desclasificación detodos estos documentos, que se encontraban en poder de los Servicios deInteligencia Argentinos (SIDE) con el propósito de responder a estas “posibles”acusaciones y colaborar con la investigación que, respecto a la muerte deAlberto Nisman, ya se ha abierto.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!