Dolores de Cospedal, presidenta de Castilla-La Mancha, pisa a fondo el acelerador para intentar conseguir un segundo mandato. Tras haber afirmado necesitar una segunda legislatura para consolidar los cambios que, según ella, necesita la región, aprovechó el acto en el que hizo esas manifestaciones para anunciar que, en Castilla-La Mancha, ningún paciente de hepatitis C se quedará sin el tratamiento que necesite, cueste lo que cueste. 

Cospedal, además, en su condición de secretaria general de Partido Popular, como anfitriona en Toledo de una reunión de la dirección del partido, ha forzado a Rajoy a cambiar la política sanitaria del Gobierno y a anunciar lo mismo que ya había anunciado Cospedal para Castilla-La Mancha.

Es evidente que la campaña electoral se presenta reñida, todas las encuestas así lo indican, aunque tanto dichas encuestas como la impresión generalizada en la región es que el PP reeditará triunfo. Por eso también se va a potenciar ahora la principal herramienta electoral del PP de Castilla-La Mancha, la televisón pública regional amplía su oferta informativa con un nuevo programa informativo diario por las tardes.

"Castilla-La Mancha engancha" es la expresión muletilla utilizada de forma generalizada por la Radio Televisión de Castilla-La Mancha, un ente público cuyos informativos son los más tendenciosos y parciales que hemos conocido nunca por estas tierras. Mucho más parciales que ningún medio privado, sea de la tendencia política que sea.

Mucho peores que la radiotelevisión pública nacional e infinitamente peores que los de la anterior etapa, cuando Castilla-La Mancha estaba gobernada por el PSOE y era ese partido el que nombraba a los responsables del ente público regional.

No es que con los anteriores gestores socialistas la información fuese totalmente objetiva, ni mucho menos, pero por lo menos se guardaban mínimamente las formas.

Ahora no, ahora los informativos públicos de Castilla-La Mancha son tendenciosos hasta el absurdo, provocan hasta risa en la audiencia. Cada informativo comienza con loas y alabanzas a mayor gloria de la señora Cospedal y, a continación o viceversa, críticas al "alcalde capitalino", que así es como llaman al alcalde de Toledo, Emiliano García Page, candidato socialista a la presidencia regional.

Todos los días, un informativo tras otro sin excepción.

Segunda parte de cada informativo, críticas a lo mal que están las ciudades, como Cuenca, gobernadas por el PSOE, cuyos alcaldes lo hacen rematadamente mal, y éxitos de la gestión de los alcaldes del PP en ciudades como Ciudad Real. La inmensa mayoría de castellano-manchegos nos ponemos a ver las noticias de nuestra televisión regional porque es la única forma de enterarnos, por ejemplo, de las noticias del Alba o del Socuéllamos, totalmente conscientes de que nos darán una información completamente tendenciosa y tergiversada. Hay casas en las que se hacen apuestas sobre en qué minuto del informativo nos van a enseñar el bache en la calle que no arregla el "alcalde capitalino".

Esto en una región pobre y rural, en las que la pluralidad informativa es imposible pues no existe un periódico regional y, con la crisis, en cada provincia sólo ha quedado uno o ningún periódico locales. El único periódico nacional que tiene edición regional es el ABC, ideológicamente más cercano al PP que a sus rivales, lo mismo que La Razón, periódico que se entrega gratis junto a los locales "La Tribuna". Cospedal cuenta con artillería pesada a su favor. 

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!