Tania Sánchez Melero, además de tertuliana en varios espacios televisivos, es diputada autonómica por IU en la Asamblea de Madrid y ha ocupado varios cargos y concejalías en el Ayuntamiento madrileño de Rivas Vaciamadrid.

En el terreno sentimental, mantiene una relación con Pablo Iglesias Turrión, secretario general y eurodiputado de Podemos, formación que ha debilitado enormemente a IU. Es posible que sea por esto por lo que la prensa malintencionada la persigue y en los últimos días ha hecho públicos algunos datos de sus familiares.

En concreto de su hermano Héctor, al que apenas se conoce.

Héctor Sánchez es administrador único de la sociedad cooperativa Aupa, que facturó 1,3 millones de euros en contrataciones para el Ayuntamiento de Rivas, siendo concejales del mismo tanto su hermana Tania como su padre. Fueron un total de nueve contrato mayores - para lo que es necesaria la licitación pública- que sumaron más de 1,1 millones de euros y veinte menores con un total de 215.600 euros. Para los contratos menores la adjudicación no necesita ningún concurso, son de adjudicación directa.

La sociedad cooperativa estaba dedicada a impartir talleres musicales dentro del área de Juventud, y a la "dinamización cultural y musical" durante el curso escolar, y trabajaba casi en exclusiva para el ayuntamiento. Como muestra un botón:

En 2008 se les adjudicó un contrato de 137.000 € con el voto favorable de la actual diputada de IU. El pliego de condiciones lo redactó, como jefa de la Escuela Municipal de Animación de Rivas, Yolanda Pérez Díaz, quien después también se encargaba de valorar las ofertas.

Se da la circunstancia de que Yolanda es además una de las fundadoras de la cooperativa Aupa y fué su administradora única hasta diciembre de 2003. Desde 2006 es funcionaria del Ayuntamiento y se encarga de redactar los pliegos de los contratos públicos y de realizar las valoraciones técnicas necesarias para su aprobación. Yo me lo guiso y yo me lo como.

Mientras el dirigente de IU, Alberto Garzón, habla de error ético por parte de Tania Sánchez, esta se justifica diciendo que no conocía que su hermano fuera el administrador de la sociedad contratista.

Todo empieza a indicar que en el ayuntamiento de Rivas el "hermanismo" no es el problema sino más bien el amiguismo generalizado.



Sigue la página Izquierda Unida
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!