Un hombre de 37 años que dice haberse arruinado por culpa del Partido Popular ha decidido tomarse la justicia por su mano y ha empotrado su coche contra la sede de los populares en Madrid, situada en la calle Génova. El suceso ha ocurrido poco antes de las 7 de la mañana y a los pocos minutos el conductor ha sido detenido. Sin embargo, el coche ha permanecido altamente vigilado después de que el autor del ataque asegurase que estaba cargado con dos bombonas de butano y 15 kilos de amonal, una sustancia explosiva.

Rápidamente, sobre la zona se ha desplegado un alto dispositivo de seguridad tras aplicar la llamada "circular 50", el protocolo de seguridad que se establece en casos de ataques con explosivos.

Poco después un equipo de los Tedax, la unidad especializada en la desactivación de explosivos, ha descartado la presencia de amonal, aunque según informa ABC sí había bolsas con abono industrial, cuyos componentes tienen propiedades que pueden ser utilizados para explosivos. Alrededor de la sede se ha establecido un perímetro de seguridad de 500 metros que ha cortado las calles más próximas a Génova.

Además, la línea 4 del metro ha sido cortada entre las estaciones de Goya y San Bernardo y la estación Alonso Martínez, al igual que la sede del PP, ha sido desalojada.

La policía ya ha dejado claro que se trataría de una acción individual. Al menos así lo ha asegurado el portavoz de la Policía Nacional Antonio Nevado en declaraciones a RNE. El suceso no ha dejado heridos aunque una empleada de limpieza "ha estado apunto de ser atropellada", según ha asegurado Esperanza Aguirre en declaraciones a esRadio.

"Ha entrado a una velocidad increíble, ha llegado hasta las escaleras", ha destacado la presidenta del Partido Popular de la Comunidad de Madrid.

Las reacciones de los populares no han tardado en llegar. El nuevo portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, ha calificado el hecho de "alocado". Según Hernando, es un error que alguien "pueda deducir que su situación económica y fracaso puedan deberse a la acción del PP o de cualquier otro partido".

El portavoz popular también ha aprovechado para cargar contra varios periodistas y medios de comunicación, a los que acusa de haber instigado el ataque. Pese a no querer dar nombres concretos, si ha dejado claro que este suceso "debería llevar a la reflexión a personas que se llaman comunicadores y que no hacen periodismo, sino que estimulan los instintos más bajos".

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!