El gobierno de Mariano Rajoy está cometiendo auténticas barbaridades, si su objetivo es convencer a los ciudadanos de que le voten en las próximas elecciones este no es el camino adecuado. La última atrocidad es el crimen de estado contra los enfermos de hepatitis C, ya que el medicamento que necesitan para sobrevivir cuesta 60.000 euros y el gobierno de España se niega a pagarlos, alrededor de 40.000 personas podrían desarrollar cáncer y otros morir por insuficiencia.

La anterior ministra de Sanidad Ana Mato prometió incluir el fármaco en los presupuestos y el actual ministro de Sanidad Alfonso Alonso ha vuelto a prometer soluciones pero no da detalles de cuando ni de cómo.

Un buen número de enfermos en estado muy grave se han atrincherado en el Hospital 12 de Octubre de la Comunidad de Madrid, afirman que no se moverán de ahí hasta que el actual ministro de Sanidad o el Presidente del Gobierno se sienten a hablar y les den un desenlace feliz a esta historia, poniendo billetes sobre la mesa.

Según algunos pacientes las reacciones a esta protesta por parte de la Comunidad de Madrid a través de las directrices del gobierno de España, han sido amenazar a pacientes y familiares con el uso de la fuerza, a través de la policía por incumplir un aspecto de la ley mordaza y graves multas económicas, a pesar de eso aseguran que seguirán luchando por su vida ya que el gobierno les ha puesto en la fila hacia el corredor de la muerte.

Pacientes y familiares duermen en el suelo del hospital y el ambiente es de tristeza, porque enfermos y acompañantes saben que la hora de la muerte se acerca, ni las lágrimas de los condenados a morir ablandan los corazones de los políticos.

El presidente de la Plataforma de Afectados por la Hepatitis C, Mario Cortes ha recibido la visita de Tomás Gómez y pronto recibirá la de Pedro Sánchez, estos intentarán hacer campaña para rascar votos del respetable dando una buena imagen, el único partido que ha estado con ellos desde el principio ha sido Podemos, puesto que desde hace mucho tiempo los han estado apoyando en las sombras sin intenciones mediáticas.

Juan Carlos Monedero ha sido la única cabeza visible en el día de ayer, la mano derecha de Pablo Iglesias declaró que hay dinero para asuntos deficitarios y sobresueldos para los políticos pero no para gente que va a morir por un simple medicamento.

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!