Ana Mato dimitió como ministra de Sanidad por su imputación en el caso Gürtel, y su puesto fue ocupado por el que fuera portavoz del Grupo Popular en el Congreso de los Diputados. Hasta hoy, ese puesto estaba vacante a la espera de que Mariano Rajoy escogiera al miembro de su partido que considerara más adecuado para ocuparlo. Y ya ha señalado a alguien con su dedo todopoderoso. El designado para este cargo es el hasta ahora actual portavoz adjunto, el polémico Rafael Hernando.

Rafael Hernando ya ocupó este cargo durante la última legislatura del ex-presidente del Gobierno, José María Aznar, y bajo las órdenes del que fuera secretario general, Javier Arenas.

Sus inicios en la política pasan por ser presidente de Nuevas Generaciones del PP, y es diputado por Almería, a pesar de ser de Guadalajara. Era parte del núcleo de hombres de confianza del actual ministro, Alfonso Alonso, que a su vez está muy unido profesionalmente a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saenz de Santamaría. Núcleo que estaba formado, además de él, por José Antonio Bermúdez de Castro, secretario general del PP en el Congreso de Diputados, y José Luis Ayllón, secretario de Estado de Relaciones con las Cortes.

Este martes, según palabras del propio Hernando, el presidente le comunicó su decisión de hacerle ocupar el puesto a la vez que lo hacía al resto de miembros de su Grupo Parlamentario.

El principal cometido que se va a imponer será explicar con claridad "lo que hemos hecho y por qué", y que va a seguir intentando trasladar el mensaje del Partido Popular al resto de fuerzas políticas del Congreso. Para él, esto es una revalidación de la confianza en el equipo que hasta hace poco lideraba el ministro Alonso.

Hernando fue el centro de una polémica que estuvo a punto de sobrepasarle cuando, en una tertulia de un programa en el que asistía como invitado habitual, se estaba hablando de las reclamaciones presentadas por descendientes de víctimas de la guerra civil española que pedían que fueran encontrados su padres y familiares, enterrados en fosas comunes esparcidas por todo el territorio español.

En un momento determinado, Hernando soltó una frase que le ha acarreado más problemas que alabanzas y que, a buen seguro, ha tenido que arrepentirse profundamente de haberlo dicho, aunque sea lo que realmente piensa: "algunos se acuerdan de desenterrar a su padre solo cuando hay subvenciones". Recibió acusaciones y denuncias pero que no han servido para nada, excepto para que, modificando sus palabras, se reitere en su intención sin que nada le haya pasado.

Mariano Rajoy ha escrito en el Twitter de Hernando que está convencido de que desempeñará una gran labor en esta nueva responsabilidad tan importante, y que tiene toda la confianza del partido, a lo que éste ha respondido que va a ofrecer diálogo y colaboración a los grupos parlamentarios, agradeciendo las felicitaciones de los portavoces del Congreso, así como desear que la colaboración sea fructífera para todos los españoles, y que es un honor y un orgullo trabajar para ellos desde su nuevo cargo.

Estamos deseando saber cuál será su próxima salida de tono.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!