Poco a poco, encuesta a encuesta, Podemos va ganando terreno en el panorama político español. Al menos así lo reflejan las encuestas que se van publicando, que indican que la nueva formación podría tener un destacado peso en casi todas las comunidades autónomas y en las Elecciones generales ya hay quien les ve con mejores resultados que el PSOE. Si la semana pasada se comprobó que Pablo Iglesias, el secretario general del partido, empieza a ganarse la confianza de miles de catalanes, esta semana es el turno del País Vasco. Según los últimos datos ofrecidos por el Euskobarómetro, la joven formación -todavía no ha cumplido un año de vida- sería ya la segunda fuerza política del Parlamento Vasco con unos resultados sorprendentes: entre 21 y 22 escaños; casi los mismos que el PNV (con 22-23 diputados), que se mantendría como primer grupo político pese a perder unos cinco escaños.

Este no es el único cambio que se registraría en el mapa de 75 diputados que ofrece el Parlamento Vasco. El efecto Podemos perjudica especialmente a los nacionalistas de Euskal Herria Bildu, que se desinflaría tras los grandes resultados obtenidos en las últimas elecciones autonómicas hasta el punto de que podrían perder entre 7 u 8 escaños, quedándose como tercera fuerza con 13-14 diputados. El golpe es especialmente duro en Álava, donde podría caer hasta la cuarta o la quinta posición. El sondeo del Euskobarómetro señala también que el 32% de los vascos les valoran negativamente.

Los otros partidos que tendrían representación parlamentaria según esta encuesta ya serían grupos algo más pequeños.

Pese a la tendencia a la baja del PSOE, que no ha sabido aprovechar el desgaste en el poder del PP a nivel nacional, no deja de sorprender que los socialistas se queden con apenas 10 diputados frente a los 16 que tienen ahora. No hay que olvidar que en las elecciones de 2009, con Patxi López a la cabeza, el partido consiguió su mejor resultado en el País Vasco con 25 diputados, gobernando gracias al acuerdo de investidura que logró con el PP.

Precisamente los populares también caerían en intención de voto y se quedarían con apenas 6 diputados (actualmente tienen 10), aunque en Álava mejoraría los resultados. El último escaño se lo repartirían entre Ezker Anitza-IU y UPyD, que el sondeo les da como mucho un diputado a cada uno.

Parece claro que, aunque todavía faltan casi dos años para la celebración de las próximas elecciones al Parlamento Vasco, Podemos puede ser un partido que tenga la llave de la gobernabilidad. Está por ver si podrán mantener la ilusión de la gente a partir de ahora o si terminan siendo una simple moda pasajera.

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!