Pablo Iglesias, el político del momento, ha protagonizado esta mañana en Barcelona su primer miting público desde que fuese elegido secretario general de Podemos a mediados de noviembre. El Centro Municipal de Deportes Olímpicos de la Vall d'Hebron se ha llenado con cerca de 3.000 asistentes que en más de una ocasión han interrumpido el discurso para lanzar su clásico grito que acompaña al movimiento Podemos allá donde vaya: el "Sí se puede".

Durante un discurso de más o menos 20 minutos, Iglesias se ha encargado de hacer un llamamiento a la movilización de cara a la manifestación que el partido está organizando para el próximo 31 de enero en Madrid "para decirles a los que gobiernan que su tiempo se ha acabado".

El miting de hoy, sin embargo, no iba a servir para explicar propuestas del partido. El propio Iglesias lo ha dejado bien claro nada más empezar su intervención: "No he venido a Cataluña a prometer nada a cambio de votos".

Eso sí, el líder de Podemos sí ha aprovechado para posicionarse sobre el debate independentista que existe en Cataluña. "No quiero que Cataluña se vaya, pero sé que la casta española ha insultado a los catalanes. Algunos prefieren hacer política levantando muros, nosotros construimos puentes", ha sentenciado Iglesias.

Tampoco ha querido hacer una distinción entre el nacionalismo catalán y el español.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Podemos

"No me importan las pulseras (en referencia a una bandera catalana o una española), me importan las cuentas bancarias", ha dicho refiriéndose al exministro del PP Rodrigo Rato o al expresidente catalán Jordi Pujol, de quiénes ha asegurado que no tienen otra patria que su dinero. Pese a que Iglesias es contrario a la secesión, sí defiende el derecho a decidir de los catalanes, aunque con un matiz. "¿Derecho a decidir?

Por supuesto, pero derecho a decidir sobre todas las cosas, porque para que haya soberanía hace falta abrir un proceso constituyente. Esta es nuestra respuesta: proceso constituyente para discutir sobre todo y con todos", ha asegurado el secretario general de Podemos.

Pablo Iglesias también ha aprovechado para lanzarle un dardo a David Fernández, el líder de la CUP; una formación catalana de extrema izquierda y favorable a la independencia.

Fernández protagonizó una de las escenas más comentadas durante la consulta del 9 de noviembre en Cataluña al abrazar de manera efusiva a Artur Mas, a pesar de haber sido extremadamente crítico con él en más de una ocasión. En este sentido, Iglesias ha querido dejar claro que nunca le verán a él abrazarse a Mas o a Mariano Rajoy.

El acto ha finalizado con la canción "L'estaca", de Lluís Llach, himno que ya usaron por ejemplo durante la Asamblea en Vista Alegre en octubre.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más