Por segundo año consecutivo, el presidente ruso Vladimir Putin encabeza la lista de las personas más poderosas del mundo que publica la revista Forbes. El ranking anual elaborado según los votos de sus editores, se basa en tres factores: recursos financieros, el nivel del poder y su impacto a escala mundial. A pesar de todas las críticas del líder actual de la lista, la anexión de Crimea, la escalada del conflicto de Ucrania que aumentó la tensión militar y financiera en Europa, la influencia en el suministro energético de la UE y la riqueza personal de Putin, objetivamente, permiten llamarle el político más poderoso del mundo en 2014.

Barack Obama se tiene que conformar con el segundo puesto, después de encabezar la lista durante varios años. El último año ha sido complicado para el presidente norteamericano. ISIS, Ébola, las protestas masivas en EE.UU. le han puesto en una situación difícil y le obligaron a actuar con mucha (¿o demasiada?) prudencia, limitando el enorme poder que posee. "La cabeza esposada del país más poderoso del mundo" le llaman los votantes de Forbes.

El líder de la Republica China Xi Jinping le pisa los talones a Obama, seguido del Papa Francisco y la canciller alemana Angela Merkel. La primera mujer con este mandato en Alemania, que desde 2005 conserva su poder durante tres mandatos, superó en este sentido a todos los líderes europeos.

Su grande y evidente influencia en la política de toda la UE le otorga su alta posición en el ranking.

Entre los 10 primeros de la lista está el habitual en ella Bill Gates que ahora está acompañado de dos cofundadores y ejecutivos de Google, Larry Page y Sergey Brin. Les acompañan la presidenta de la Reserva Federal Janet Yellen, el jefe del Banco Central Europeo Mario Draghi y el primer ministro británico David Cameron que ocupa el último décimo puesto de la top list.

El ranking de Forbes de este año incluye doce nuevos personajes, entre los cuales están el líder del Estado Islámico Abu Bakr al Bahgdadi, el fundador de Alibaba Jack Ma y dos rusos, el jefe de la petrolera estatal "Rosneft" Igor Sechin y el director ejecutivo de "Gazprom" Alexei Miller. Se destaca el aumento de la cantidad de los asiáticos que suman 19 puestos, lo que puede indicar al crecimiento del poder de Asia en el mapa político y económico del mundo.

Respecto a la distribución por género, la desigualdad sigue siendo presente. De los 72 puestos de la lista sólo 9 están ocupados por las mujeres, que acumulan entre sí menos que un 12% del poder mundial. Ese número no ha cambiado desde el año 2013, pero si analizar el ranking desde su comienzo en el 2009, cuando hubo sólo 3 mujeres presentes en él, se puede decir que la brecha entre los géneros se está disminuyendo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!