La mujer de Luis Bárcenas que se llama Rosalía Iglesias, llegó tarde a la cita del régimen de visitas de la cárcel del Soto del Realpara ver a su "honorable marido", no es la primera vez que le sucede puesto quela vez anterior se retrasó nada más y nada menos que diez minutos, ese primerretraso se lo perdonaron y tuvo el privilegio de acceder a verlo, pero en esta últimavisita a la prisión madrileña llegó cuatro minutos tarde y los funcionarios de prisióncumplieron con su trabajo, pero ella se quejó del trato desafortunado que recibió y montó un “show” carcelero.

El departamento donde se realizan las visitas estáfraccionado en dos partes, la primera son los típicos locutorios de las películasdonde hay un teléfono, en donde delincuente y visitante pueden verse las carasmientras hablan por teléfono y el segundo son celdas que emulan un dormitoriocon sala de estar para las parejas que pretenden mantener un encuentro intimo.La mujer de Bárcenas se encontraba necesitada de cariño y pensó que la ibana dejar pasar, después de tomarle las huellas y de cachearla para que nollevara nada al funcionario la acompañó hasta la celda utilizada para encuentrospersonales pero la puerta estaba cerrada, entonces esperó diez minutos ypreguntó de mala gana si la podían abrir de inmediato, a lo que le contestaronque había llegado tarde y que por lo tanto iba al departamento familiar y no alintimo, que tenía que esperar porque era una ciudadana más.

Entonces la mujer delque fue mano derecha de Mariano Rajoy entró en cólera y espetó que si esto erauna reprimenda por tratarse de la mujer del "honorable Luis Bárcenas" y una retahílade palabras malsonantes, el funcionarioreaccionó cerrándole la ventanilla en las narices y la hicieron esperarveinte minutos, a los familiares les dio tiempo a llegar y entraron todos a vera Bárcenas, entonces Rosalía empezó a gritar acusando a los funcionarios de noindicarle cuál era la celda donde estaba su esposo y a soltar improperios como:“ No sabéis lo que es trabajar”, “No sabes quien soy yo, te vas a enterar”,”Sois unos muertos de hambre que me tenéis envidia y os quiero ver con una sogaal cuello”,”Estáis compinchados para joderme”, posteriormente a la salida laacompañó el mismo funcionario y en eseinstante otras familias que iban a visitar a sus presos la increparon acusándolade tener privilegios, entonces Rosalía le pidió explicaciones al funcionario y este supuestamente le soltó: “Estoy deseando verte aquí dentro”, a lo que respondióella “Y yo a ti colgado”, la mujer de Bárcenas llamó a la Guardia Civil paraponer una denuncia, el sindicato de prisiones también se ha querellado contraella y dicen que puede que se endurezcan las condiciones de visita.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!