La Audiencia Nacional ha hecho públicas las sentencias con respecto a una multitud de casos de ERE (Expedientes de regulación de empleo) que se han producido en este año 2014. Muchas empresas serán obligadas a readmitir a 5.000 trabajadores y a compensarlos por los quebrantos que les han hecho pasar. Es que los jueces ya no sólo se fijan en lo puramente político y jurídico; ahora también entran a justipreciar cada caso particular.

Los magistrados más audaces se atreven a asegurar que las últimas reformas laborales son ineficaces para los trabajadores a nivel económico y que ofrecen una situación de desamparo jurídico.

Y consideran que dichas reformas sobreprotegen a las empresas y multinacionales cuando los beneficios anuales no son los esperados. Ahora, que la justicia valora las posibles causas de esa bajada de beneficios, en la mayoría de los casos se ha comprobado que la culpa no es de los trabajadores, sino de malas gestiones.

Se han derrocado hasta veinte expedientes de regulación de empleo, y empresas como Coca-Cola, Tragsa, Unipost, Buytrago, Atento, Freiremar o Sanitas, se verán perjudicadas por esta medida, según sus dirigentes. Algunas compañías ya amenazan con consecuencias, como trasladar sus fábricas o complejos por no rendir económicamente, o con bajar los sueldos a sus empleados. Además, la mayoría de los que volverán al tajo, sienten que han ganado la batalla contra Goliat pero no la guerra, y se muestran a la vez preocupados por las represalias que puedan tomar contra ellos.

Por ejemplo, un trabajador de Coca-Cola que no ha querido dar su nombre, declaró que antes del ERE ya vivían situaciones desafortunadas y que se les maltrataba laboralmente, por cuanto se imagina que ahora será mucho peor.

Las causas por las que se han tumbado estos ataques a la clase obrera son diversas: fallos de tesorería que les han llevado a entrar en concurso de acreedores, o manipulaciones a sindicatos que no han votado resoluciones porque no han participado en ellas.

También por deterioros en las cuentas debido a negocios que han fracasado y que han minado la estructura económica de la empresa o el despido de trabajadores de una firma para subcontratar y pagar salarios más bajos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!