La Fiscalía Anticorrupción va a investigar a Rita Barberá por recibir 16 regalos de las empresas vinculadas a la Feria de Valencia. Según fuentes judiciales las investigaciones van a buen ritmo, presuntamente esos regalos se hicieron para que la alcaldesa no mandara investigar a esas empresas, y que estas tuviesen cierta protección para que no salieran a luz ciertos escándalos que se estaban cometiendo dentro del recinto, lógicamente para comprarla y que ella o algún integrante de su gobierno autonómico no actuara de oficio contra esas empresas, también para adquirir licencias con más facilidad.

Entre los regalos de alto "standing" que ha recibido Rita Barberá, de mayo del año 2007 a diciembre de 2009 se encuentran un bolso rojo de la marca Carolina Herrera valorado en 420 euros, un fular con un broche de la marca Hermes que está valorado en 650 euros y que Rita Barberá se encontró en su coche oficial por arte de magia, un "boli-rotulador" de la marca Balmain junto con un cheque regalo de El Corte Inglés, cetros de flores de viveros de la ciudad de Valencia, un juego de pañuelos con una billetera a juego de la marca Bulgari valorada en 600 euros, un carpeta especializada para llevar documentos en el bolso valorada en 800 euros, unos guantes de 2000 euros y diversos cheques para grandes almacenes y tiendas y por último un bolso de Loewe blanco que cuesta 600 euros, sumando regalos y suplementos todo asciende a 7600 euros del dinero del contribuyente, uno de los presuntos detallistas es Alberto Catalá que es dueño de una empresa dedicada a las fallas e industria textil y gente relacionada con Alberto Fabra y Francisco Camps.

El Ayuntamiento de Valencia se excusa en una decisión del Consejo Jurídico, defendiendo que esos regalos provienen de empresas privadas y no del dinero público, además se investigan gastos en dietas que podrían rondar los 1,8 millones de euros y 142 millones de euros en contrataciones de empresas y en gastos.

No es el primer lío en el que está metida Rita Barberá, ya que la alcaldesa que más cobra de España se gasta millones en seguridad privada y en coches oficiales, demostrando no tener sensibilidad con el pueblo y lo peor es la deuda de Valencia que según Rita Barberá es de 250 millones de euros, cuando la Unión Europea contradice a la alcaldesa y calcula una deuda de 760 millones de euros, ya que el informe que se mandó a Bruselas ha sido calificado como infamia según tertulias políticas televisivas, la Comisión Europea exige los datos reales y que no se les mienta, en Valencia hay un descontrol en las cuentas públicas y la situación huele a podrido.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!