Si ha sido uno de los afortunados agraciados con algún premio de la Lotería de Navidad, nuestro popular y querido "Gordo", no se olvide que desde este año tiene que tributar a Hacienda el 20% de lo que haya ganado. Solo los premios inferiores a 2 mil 500 euros están exentos de este nuevo impuesto de la "solidaridad", que se aplica por primera vez esta año, y que indignó a loteros y compradores. Dicho impuesto fue creado por el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, a cargo de los PPGE (Presupuestos Generales del Estado) del 2013, para todos los premios de Loterías y Apuestas del Estado, con el fin de combatir el déficit, y limitados a los ejercicios 2013 y 2014.

Pues parece que como eso de que hayamos salido de la crisis no lo tienen tan claro, el impuesto "solidario" está recogido en los PPGE del año 2015. Seguiremos pagando porque les ha salido muy rentable.

¿Cómo se traduce esto en cifras? Hasta el mes de octubre del presente año los ingresos por este concepto se situaban en torno a los 300 millones de euros, frente a los 204 del año anterior, a falta de ingresar los meses de noviembre y diciembre y el jugoso pellizco del "Gordo de Navidad", que supone casi un 27% de las ventas del año. La emisión de este último sorteo, el más importante del mundo, es de 3 mil 200 millones de euros, de los cuales un 30%, es decir, 960 millones, ya se los queda directamente Hacienda en concepto de gastos, administración y Tesoro Público.

Los premios no repartidos van directos a las arcas del Tesoro Público, a los que hay que sumar ese 20% de todos los premios superiores a 2 mil 500 euros de los 2 mil 240 millones de euros destinados a premios, lo que supone unos 768 millones de euros más.

Hacienda siempre se lleva el "Gordo", sin duda.

En realidad, parece que ahora se ha vuelto especialmente fiel al espíritu que imbuyó la creación de nuestra popular Lotería Nacional, instituida en 1811 por Ciriaco González Carvajal para aportar fondos a la Hacienda del Estado, en el marco de la Guerra de la Independencia, y concebida como un "medio de aumentar los ingresos del erario público sin quebranto de los contribuyentes".

El 18 de diciembre de 1812 tuvo lugar el primer sorteo de la Lotería Nacional en Cádiz, y desde entonces Hacienda se llena alegremente los bolsillos con las ilusiones de millones de personas que depositan sus esperanzas en un billete de papel.

En resumen, si le ha tocado el "gordo", recuerde que de los 400 mil euros, solo son para usted 320 mil 500 euros. Hay que hacer el mismo cálculo de restar el 20% para el resto de los premios. Es decir, una doble imposición, que no debería ser legal, ya que la propia lotería es, por su propio origen, un impuesto disfrazado. En 2013, Hacienda recaudó un total de mil 600 millones de euros de la SELAE ( Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado).

Todo apunta a que no piensa renunciar al denominado "impuesto solidario" de ese 20% adicional tan fácilmente. "La lotería que toca a todo el mundo, aunque no juegue". Tenemos mucho que pagar los españolitos de a pie por lo que se han llevado otros.

Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!