La reina Letizia se quedó en España, aunque Felipe VI declaró a unos periodistas españoles que le preguntaron por ella que le habría gustado acompañarlo en su viaje a México, primero que hace a un país iberoamericano desde su proclamación como rey de España. El motivo de su no comparecencia es la inexistencia de un programa específico dedicado para las primeras damas en esta "XXIV Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno", que va a reunir a los mandatarios de la gran mayoría de países de habla española.

La que sí acompañó a su marido en este viaje fue Viri, como la llaman sus amigos, Elvira Fernández Balboa, esposa de Mariano Rajoy, que llegó al aeropuerto Gilberto Jara Corona de Veracruz en un avión de la Fuerza Armada Española a las 21:20, hora local, cuarenta y cinco minutos después de que aterrizara el que trasladó a Felipe VI. Rajoy dijo estar orgulloso de participar en este evento en Veracruz, una ciudad "emblemática, con historia, cultura, pasado, presente y futuro". Una frase en la línea de las que acostumbra a decir, como aquella de la que se habló bastante hace un par de años cuando, el 27 de octubre de 2012, queriendo hablar bien de Cataluña, dijo "me gusta Cataluña, los catalanes son gente que hace cosas", o la que dijo el 4 de febrero de este mismo año: "Todo es falso, salvo alguna cosa", refiriéndose al escándalo de los papeles de Bárcenas.

El gobernador del estado de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, ha asegurado que esta cumbre que ha sido inaugurada por el presidente de México, Enrique Peña Nieto, ha iniciado su andadura con éxito, y declaró que este evento volverá a ser el centro de todos los medios de comunicación, haciendo que Veracruz recupere su posición en el mapa internacional gracias a la visita de "tan distinguidos visitantes que representan a naciones hermanas", que se reúnen en la ciudad más importante del estado del mismo nombre para analizar los puntos de encuentro que puedan permitir una consolidación del bloque iberoamericano.

Uno de estos puntos importantes en el que se está trabajando con interés es una cooperación de intercambio comercial entre los puertos de Veracruz y Barcelona, recordando que hace unos días se reunieron con las autoridades del puerto barcelonés. Este dato no habrá sido tomado con demasiada entusiasmo por Rajoy, especialmente por la situación actual entre Cataluña y España, que no es exactamente lo que se llama cordial, tras la celebración de la consulta descafeinada del 9-N, a pesar de todas sus prohibiciones.

Duarte comentó varios de los proyectos que Veracruz tiene en marcha, como el Proyecto Etileno 21 en Coatzacoalcos con una inversión brasileña y que se inaugurará el año que viene, el ya comentado del puerto de Barcelona y muchos otros para impulsar el desarrollo económico y educativo, como los vínculos que han establecido entre todas las universidades, públicas y privadas, de los países participantes y que permitirán el intercambio estudiantil entre ellas, enriqueciendo a las generaciones de universitarios.

Una dato anecdótico fue la canción que le dedicaron a Mariano Rajoy cuando estaba saliendo del avión.

Se trataba de un son jarocho, música tradicional veracruzana, cuya letra, en el estribillo, dice: "Colás, Colás, Colás, mi Nicolás, lo mucho que te quiero y el mal pago que me das. Si quieres, si puedes, si no ya lo verás con esos ojos negros, me miras y te vas".

Sigue la página Casa Real
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!