2014 ha sido el primer año en que Felipe VI ha dado el discurso de Navidad como monarca de España, en sustitución de su padre Juan Carlos I, que abdicó el pasado mes de junio.

En sus primeras palabras en estas fechas, Felipe VI trata de infundir esperanzas a los ciudadanos españoles ante las constantes situaciones de desengaños y frustración en la que viven. Insiste en la importancia de afrontar con coraje todos aquellos temas que más preocupan en los tiempos que corren: la crisis económica, el paro y la corrupción, para lograr resolverlos y alcanzar una España próspera y unida que albergue unos valores cívicos incuestionables.

Como mencioné anteriormente, su Alteza Real hace hincapié especialmente en el tema de la corrupción, mostrando preocupación por el futuro de la nación. Por eso considera de vital importancia promover la honradez, la honestidad y el civismo como valores fundamentales de nuestra sociedad.

Asimismo, y señalando la lucha contra el paro como un objetivo de vital importancia, aboga por un futuro económico mejor, señalando el crecimiento económico y la constante disminución del número de parados. También, señaló el 2015 como un año en que se seguirá generando empleo, y que la calidad de este se irá incrementando notablemente.

Punto fundamental del discurso fue la mención a Cataluña, donde remarcó la unidad nacional.

Considera esta comunidad, como todas las demás, parte fundamental de España, y recalca cómo se ve respetada y admirada, y cómo contribuye a la riqueza cultural de España. Muestra su decepción ante este movimiento parcial separatista, y hace una llamada a la unión, a la cordialidad y a los sentimientos de aquellos catalanes que se sienten españoles, y que llevan a España en su corazón, y considera que las diferencias entre comunidades deben ser el principal foco de atracción entre las mismas.

Claves fueron sus palabras finales, donde transmitió un mensaje de esperanza y tranquilidad, augurando el triunfo sobre todos los problemas a los que nos enfrentamos actualmente, siempre mediante la confianza y la fuerza de permanecer todos unidos y luchando contra esta situación. Alentadoras palabras de nuestro Rey ante una situación complicada de la que sin duda todos juntos saldremos adelante y lograremos superar, ¡porque España es mucha España!

Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!