Los llamados análisis forensic del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) hanrealizado 90 estudios económicos dentro del plan de evaluación, saneamiento yrecapitalización de las entidades financieras, de las cuales 27 operaciones han sido detectadas y enviadas a laFiscalía en cumplimiento del protocolo de actuación y como antecedente alproceso y acción judicial.

El FROB ha remitido a la Fiscalía elexpediente que concierne a Caja Madrid basándose en un perjuicio económicodirecto para la entidad bancaria que ronda los 15 millones de euros; hecho quese resume en irregularidades económicas dentro del periodo comprendido en losaños 2007 y 2010 cuando Miguel Blesa era presidente de la compañía quien asumió el mando en 1996 y cedió ladirección a Rodrigo Rato en enero del 2010.

Dentro de este análisis existen cuatro actuaciones por parte dedirectivos de Caja Madrid que han llamado más la atención debido al cobro de“percepciones excesivas” y de las que además no hay justificación administrativaque cumpla el trámite delimitado por el gobierno, irregularidades que secentran en el abultamiento de las nóminas de un círculo minoritario dedirectivos que no correspondían con la situación económica de la entidad ni conlas condiciones salariales impuestas por el gobierno en esos años.

Esto se traduce en subidas salariales del 26% en 2008 a los directivos de la entidadfinanciera que se realizaba con una base mayor a la que realmente existía; unasupuesta “percepción indebida” en cuanto a su retribución fija que se incrementó en más de 2 millones para lamisma minoría de directivos; el salariovariable también fue advertido de “exceso” con 1,8 millones en consecuenciade este incremento salarial; y finalmente los mismos “ajustes” de retribuciónse consideró más tarde para el cálculo de las indemnizaciones.

El FROB también ha detectado irregularidadesen los planes de pensiones ya que sesustituía la deducción del IRPF por una gratificación extraordinaria porpertenecer a la dirección de la entidad una cifra que se mantenía en bruto parareducir el pago fiscal, una ejecución administrativa que perjudicó directamentea Hacienda por 1,84 millones de euros.

A todo ello se suman las irregularidades en laextinción de contratos de altos cargos y directivos, los cuales se realizaronen los años 2009 y 2010 con documentos añadidos que incluían pagos pactados sinrecurrencias a modo de bonus o indemnizaciones acordadas, gestiones queperjudicaban directamente la economía de Caja Madrid con unos 9,1 millones de euros,fechas en las que se planteaba su recuperación por el Estado.

Los estudios forensic del FROB estánrealizados por encargo de la propia institución a empresas independientesquienes analizan con la documentación cedida, todas las responsabilidades deadministradores y directivos de entidades financieras en caso se encuentrenindicios de vulneración de normas que rigen las bases económicas, siendo elFROB la institución legal para informar a la Fiscalía de estas irregularidadesen cumplimiento de transparencia para el saneamiento y su recapitalización.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!