Los concejales del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Ángel Bustos y Enrique Macías, están imputados presuntamente por varios hechos delictivos como malversación de fondos públicos, creación y tramitación de documentos falsos, prevaricación y tráfico de influencias.

El organismo que ha efectuado las dos imputaciones ha sido la Audiencia Provincial de Madrid después de que la Fiscalía Anticorrupción hiciera investigaciones exhaustivas. Según el informe no es posible excluir la participación de los dos concejales en este caso, los dos ediles ya han declarado que son inocentes.

Se preveía que iban a paralizarse de forma temporal las actuaciones contra los dos concejales, ya que el Juzgado de Instrucción número 6 de la localidad de Getafe así lo decidió a finales del mes de octubre de este año, pero la Audiencia Provincial de Madrid ha revocado esta decisión y ahora caerá todo el peso de la ley sobre los dos concejales.

Sorprendentemente el Partido Popular denunció un caso de corrupción ante la Fiscalía Anticorrupción y presentó un recurso en la Audiencia Nacional, porque consideraban que tanto Ángel Bustos como Enrique Macías eran los mayores responsables de este caso de corrupción de forma respectiva, el primero porque cuando era el responsable de la Concejalía de Deportes recibió una subvención de dinero público de 130 mil euros, que supuestamente serían destinados para el Club Baloncesto Getafe Beta pero no hay un documento que lo certifique y en las cuentas públicas el dinero no figura en ningún lugar, lo que hace sospechar que se lo repartieron a pachas.

El segundo concejal era hasta ayer el presidente de este club de baloncesto de Getafe, y según denunció el Partido Popular se fundió el 41% de la pasta de la subvención en comilonas donde había alimentos y bebidas de lo mejor que se puede ingerir; a algunas de estas comilonas fueron numerosos invitados, el total gastado fueron 54 mil 270 euros y muchas de estas quedadas a comer fueron en el Bar "Jeromin" de Getafe y, según el dueño, no paraban de pedir comida y bebidas alcohólicas cada vez que frecuentaban su bar y que él estaba haciendo un gran negocio, no se esperaba que todo ese dinero sucio fuera del contribuyente, anteriormente el ex-alcalde Pedro Castro ya tuvo que dimitir por el caso de corrupción "Aparcamientos" y hoy otros dos nuevos casos de corruptela sacuden Getafe.

Desde el Partido Popular no se explican cómo un partido que presume de transparencia puede seguir manteniendo a estos dos ediles en sus cargos, algo que sorprende cuando el Partido Popular hace lo mismo en Navalcarnero pero, con el alcalde del municipio, son dos perros con el mismo collar.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!