La resolución que suspende temporalmente de empleo y sueldo al secretario político de Podemos y doctor en Ciencias Políticas, Iñigo Errejón, y que le abre expediente disciplinario junto con el director del proyecto de investigación, Alberto Montero, también miembro de la formación política, fue firmada este miércoles por la rectora de la UMA (Universidad de Málaga), Adelaida de la Calle. Los resultados del expediente informativo incoado el pasado mes de noviembre apuntan al incumplimiento por parte de Errejón de las obligaciones laborales como investigador que figuraban en el contrato que firmó en marzo del presente año con dicha universidad.

El contrato, en el marco del acuerdo suscrito por la UMA con la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía, estipulaba 40 horas de trabajo semanales desde las instalaciones de la universidad malagueña para la realización del proyecto de I+D+i denominado "La vivienda en Andalucía: diagnóstico, análisis y propuestas de políticas públicas para la desmercantilización de la vivienda". Por dicho contrato, que se realizó a través de una convocatoria pública cuyo único candidato fue Errejón, percibía una retribución de 1.825 euros brutos mensuales. El dirigente de Podemos ha reconocido que realizaba su trabajo desde Madrid. El resultado de este expediente disciplinario terminará probablemente con la rescisión del contrato de investigación.

Alberto Montero, director del proyecto de investigación y cuya obligación era supervisar su labor, y también expedientado, manifestó la semana pasada a la Consejería de Fomento, que fue la que encargó dicho proyecto, que había autorizado verbalmente a Iñigo Errejón a desarrollar su trabajo desde Madrid, alegando que desde la capital tenía mayor acceso a fuentes estadísticas y bibliográficas, y los medios telemáticos hacían viable esta opción.

La UMA afirma que no se solicitó oficialmente el cambio en las condiciones de trabajo, como se requería. Montero asegura que presentó los informes trimestrales correspondientes y que en septiembre comunicó a la Universidad que Errejón no podía continuar con el proyecto y solicitó que se sacase de nuevo la plaza a concurso.

La plaza se convocó otra vez entre el 8 y el 22 de octubre, pero quedó vacante, ya que nadie se presentó. Errejón tenía previsto finalizar el contrato el 17 de este mes.

El dirigente de Podemos dispone ahora de un plazo de díez días para presentar las alegaciones que estime contra la resolución de la UMA. Además dispondrá de un mes para presentar un recurso de reposición ante la rectora u optar por la vía contencioso-administrativa. Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía, ha declarado que si se demuestra el incumplimiento de contrato, Errejón tendrá que devolver el dinero recibido.

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!