Ayer, en el Congreso, el PPaprobaba la “Ley Mordaza”, bajo el bonito nombre de "Ley de Seguridad Ciudadana",vendiéndola como si, tras su aprobación, automáticamente España fuera aconvertirse en el alegre mundo de la “abeja Maya”. Toda manifestación será perfecta ycompletamente pacífica y entonces nadie deberá tener miedo de los agentes de laautoridad.

Todos seremos “más libres” ya que esta ley sólo está hecha paraaquellas personas que hagan uso de la “violencia”, la policía estaráestrictamente controlada, y todos “podremos revolotear felices” en lasprotestas - ¡qué maravilla esta Ley entonces!

- que nos conducirá hacia el “máximogrado de libertad”, según el PP, claro está. Aquellas personas que no loentendamos así hacemos gala de toda nuestra “ignorancia”, decía el pasadojueves el Ministro del Interior como si tal cosa, llamando ignorantes, nada másy nada menos, que a la mayor parte de la ciudadanía y a todos los partidos yorganizaciones que le dijeron “No” a la Ley Mordaza.

Desde luego, si hay alguien enEspaña que ya vive en ese idílico mundo de la adorable Abeja Maya, esos sonnuestros gobernantes. Al mismo tiempo que se aprueba esta polémica ley por lacual, en breve, será ilegal protestar durante el desalojo de una familiahumilde (las familias ricas no se suelen encontrar en estas situaciones), seconocen las cifras del número de Desahucios que se han realizado en los últimosmeses, que ya ascienden a más de 13.000 en tan sólo cuatro meses.

Más bien esalgo evidente, que el Partido Popular quiere taparnos la boca y “meternos el miedoen el cuerpo” para que nadie se atreva, con respecto a los desahucios, a haceraquello que debería considerarse lo “moralmente correcto”. Lo que es moralmenteincorrecto es desalojar a las familias sin recursos de sus casas y que aun así,éstas mantengan su deuda hipotecaria de por vida, y más sabiendo que se estáviolando la Ley Europea en el proceso.

Al mismo tiempo que se limita elderecho de manifestación de los ciudadanos, acercándonos con esta Ley Mordaza alos tiempos “más grises” del franquismo, mientras que se siguen realizandorecortes en los servicios básicos y mientras que la población se empobrece cadavez más, se conoce que la deuda pública española ha alcanzado, bajo el gobiernodel Partido Popular, su máximo histórico.

La deuda del Estado a día de hoyalcanza la astronómica cifra de 891.936 millones de euros.

Si esto no pone de manifiestoel despilfarro absurdo que está realizando el PP con su gestión, hay otra cosaque sí lo hace. Hoy mismo, la secretaria general, María Dolores de Cospedal,con la mente fija en las elecciones – parece que es lo único que les haceespabilar – ha inaugurado una infraestructura “completamente necesaria para lapoblación” (entiéndase la ironía). Una torre, destinada a ser un “museo delvino”, de cuarenta metros de altura en la localidad de Socuéllamos, que cuentacon 14.000 habitantes. Un proyecto que cuando esté finalizado, habrá costado nadamás y nada menos que 4 millones de euros de dinero público.

Parece que elPartido Popular no entiende que la ciudadanía ya está harta de su megalomanía.

Como conclusión, sólo diré que laverdadera violencia es echar a la gente de sus casas, es malgastar el dinero detodos, es permitir que los ciudadanos seamos cada día más pobres, en definitiva, es elgobierno el que necesita con urgencia una “Ley Mordaza” aprobada por toda laciudadanía.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!