El pequeño Nicolás en el ojo del huracán, hasta su detención no ha dejado "presuntamente" de estafar. Nicolás el pasado 14 de octubre se citó con el Sr. Javier Martínez de Lahidalga, de 73 años de edad, pensionista y propietario de un terreno ubicado en la provincia de Toledo, ya que éste tenía previsto vender su casa valorada en más de 20 millones de euros, supuestamente el pequeño Nicolás le ofreció la posibilidad de poder venderla con las extrañas ventajas que ofrecían Moncloa y el CNI y así beneficiarse con otros 10.000 euros.

En el sumario del caso consta que a las 9.45 del mismo día el pequeño infractor fue pillado por la Policía Nacional de infraganti antes de que se realizase la entrega de los 10.000 euros y así evitaron la nueva estafa que el joven quería cometer.

Javier Martínez de Lahidalga, colaboró con la Policía afirmando las veces que se había visto con el chico en esa última semana, el pequeño Nicolás con su don de gentes le había echo creer al ex banquero que tenía relación con el Gobierno de España, también afirma que le pagó 25.000 euros por gastos como intermediario para poder agilizar el proceso de la venta.

Javier pensándolo a los pocos días reclamó el dinero al joven pero éste sólo se dispuso a devolver 10.000 euros alegando que si le devolvía más sería una ofensa para el Gobierno, ya que este último era el beneficiario final de dichos importes.

Por otro lado el joven en Comisaría declaró que no pudo reembolsar lo pagado porque se lo fundió en ¡sólo 2 días! En deudas y llevando su inventada vida con un alto estatus social que poco a poco estaba acabando con él.

Por si no tenía bastante el día 13 octubre, el día antes de ser detenido volvió a citar a Martínez de Lahidalga en un prestigioso Hotel más precisamente en el Villamagna de Madrid. Esta vez se había inventado una mentira más gorda si cabe, ya que en ésta ocasión no venía sólo, no, venía con Soraya Sáenz de Santamaría para por fin concluir con la venta de la casa. Como era de suponer esa cita nunca llegó ya que emuló una llamada que anunciaba que la Vicepresidenta del PP no podía asistir puesto que se le había complicado la tarde.

En su trama el pequeño Nicolás redactó un informe conforme que ya estaba todo en marcha ante las instituciones del Estado, que para seguir con el proceso necesitaban 10.000 euros más, tras esto el joven se llevó al supuesto estafado a su domicilio particular antes de entrar al portal unos agentes de Asuntos Internos que lo reconocieron de inmediato avisaron a Martínez de Lahidalga que todo se trataba de un fraude.

¿Todo ha sido producto de una invención o hay mucha verdad detrás del pequeño Nicolás?

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más