Como señalaba el famoso lema franquista con el objetivo de fomentar el turismo hacia España, "Spain is different". Así, en esta ocasión se da el curioso hecho de que el Día Internacional de los Derechos Humanos, se celebra en un extraño contexto: es la víspera de la aprobación de la conocida como "Ley Mordaza" (y de manera eufemística por parte del Partido Popular, como Ley de Seguridad Ciudadana).

Poco han importado las numerosas manifestaciones y recogidas de firmas en contra de esta ley que se han dado a lo largo y ancho del país.

Tampoco se ha tenido en cuenta el hecho de que, como indica una encuesta realizada por Metroscopia para la ONG Avaaz, el 82% de los consultados opina que la ley debería ser modificada o retirada.

Un día de luto por los derechos en el Día de los Derechos

Precisamente este miércoles, y aprovechando el sinsentido de celebrar el Día de los DDHH, a tan sólo unas horas de su aprobación, un grupo de diputados y activistas de varias organizaciones reunidas en la Plataforma "No Somos Delito" se manifestaron ante el Congreso de los Diputados, donde representaron el luto por la muerte de los derechos ciudadanos que esta ley traerá consigo.

"No Somos Delito" nació precisamente con el ánimo de informar a la ciudadanía acerca del significado de la Reforma del Código Penal y Ley de Seguridad Ciudadana y presionar para que no se aprueben. Han sido sus miembros quienes han convocado esta representación ante el Congreso, y también han lanzado el hashtag #SOSHumanRights en Twitter, que durante todo el día ha sido de los temas más famosos en esta red social.

Para quienes aún no lo sepan, he aquí algunos de los puntos más controvertidos de la "Ley Mordaza":

  • Multas de hasta 600.000€ por convocar una protesta en Twitter ante cualquier institución del Estado, así como por participar en la misma si esta no ha sido comunicada y aprobada.
  • Multas de hasta 30.000€ por intentar parar un desahucio, resistencia pasiva a la autoridad, tomar imágenes de la policía, u ocupar una sucursal bancaria para protestar.
  • Multas de hasta 600€ por celebrar asambleas en espacio público.

¿Realmente pretende esta ley defender la seguridad ciudadana?

Por otra parte, hay que destacar que todos los partidos de la oposición han expresado sus reticencias hacia un proyecto de ley que, además, contó con informes contrarios del Consejo General del Poder Judicial y del Consejo Fiscal. Así mismo, se han manifestado en contra de esta ley diferentes ONG's como Amnistía Internacional o Greenpeace, que acusan al Gobierno de intentar acallar las voces más críticas con el mismo, y que desde el 15-M se están haciendo cada vez más fuertes en las calles.

Otro organismo que se ha mostrado contrario es la asociación judicial Jueces para la Democracia (JpD), que la han tildado de "innecesaria", y de ser un instrumento al servicio del gobierno para impedir determinadas críticas que son "especialmente incómodas" para el poder político.

También han señalado que "no está justificado por la realidad social", puesto que, según afirman "la inmensa mayoría de las manifestaciones que se celebran en nuestro país se desarrollan sin incidentes".

Como ya hicieran público el PP y el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, solo "los delincuentes" y "los violentos" deben temer su puesta en marcha. Sin embargo, todo hace pensar que es precisamente a estos a los que se pretende defender con su aprobación (y que, por cierto, no se encuentran en las calles protestando).

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!