En tono cordial pero no falto de recelo, el líder de las CUP se dirige a Pablo Iglesias luego de que éste, en su primer mitin en Barcelona con un pabellón del Vall d'Hebron con lleno total, en medio de su arenga, hace una clara alusión al abrazo que Fernández dio al presidente Mas al cerrar la primera jornada de votación del 9N diciendo que a él, a Pablo Iglesias jamás se le vería abrazando a Rajoy o a Mas.

Poco después de ser aludido por Iglesias, David Fernández envió un twitter breve y amable a Iglesias enviándole "un abrazo sincero y entero", a lo que el secretario de Podemos responde con palabras de reconocimiento a la figura de su homólogo de CUP.

En la carta que el catalán dirigió a Iglesias, le dio la bienvenida a Cataluña y seguidamente le cuestiona directamente si, de llegar al gobierno de España, se compromete a habilitar un referéndum de autodeterminación para el pueblo catalán, e incluso, si éste se produjera ahora. De igual modo, le pregunta si respeta la lengua y la cultura catalana, el derecho de autodeterminación de los Paises Catalanes y si los defendería con el País Valenciano y las Islas Baleares. En el comunicado, Fernández avisa a Iglesias: "esta quiere ser una carta de bienvenida y presentación, pero también de petición de palabras claras y de compromisos transparentes".

En la misma, la CUP quiere recordarle al secretario general de Podemos que Cataluña ha sufrido graves e injustos agravios que cuajaron en una mayoría social arruinada por la supremacía política y económica que opera al amparo del capitalismo senil, en conjunto con el resto de España y del sur de Europa.

En este tenor, recalca que en Cataluña ha conformado "una mayoría social que reclama la convocatoria de un referéndum para decidir libremente el futuro del pueblo catalán", aunque el Estado español y el partido de Pedro Sánchez han bloqueado continuamente tal prerrogativa aseverando que los catalanes no tienen derecho a votar sobre la independencia de Cataluña en un proceso refrendario democrático y que, de ser posible, la clase política española determina que también habrían de votar los ciudadanos españoles.

El portavoz de CUP cierra la carta con un reconocimiento a las formaciones políticas que se comprometen a respetar la soberanía catalana como pueblo, aunque enseguida expresa su decepción ante la evidencia de que tal voluntad de entender y respetar las reivindicaciones de Cataluña, "se desvanece para anteponer las prioridades de España que aparca el tema catalán para dar curso al anticatalanismo con el objeto de arañar votos o al menos, para no perder".

En torno a la carta y antes, la crítica de Iglesias a David Fernández, generó una avalancha de comentarios airados en las Redes Sociales en favor del diputado de CUP, que en Cataluña es uno de los políticos mejor valorados en los sondeos de opinión. Una de las críticas más cáusticas fue la de un "twittero" que publicó: "La ha cagado @Pablo_Iglesias_ en Barcelona con la #CUP? @HiginiaRoig Lo pagará electoralmente? #LaCaguemosPodemos", comentario que ilustró con una imagen en la que aparece Pablo Iglesias estrechando la mano de Felipe de Borbón. Igualmente, la formación independentista ironiza y reprocha a Podemos la ambigüedad en cuanto a su posicionamiento respecto del proceso consultivo para alcanzar la independencia de Cataluña.

Las críticas y reproches a Podemos continuaron insistentemente en Twitter principalmente, con la publicación de imágenes que no dejaban muy bien parado al controversial líder del partido del círculo blanco. Si bien el mitin de Podemos en Barcelona fue un éxito indiscutible, sus declaraciones en el marco generaron descontento e indignación en el sector de la población que pugna por la celebración de un referéndum legal que exigen del nuevo partido español, una declaración clara de intenciones a la que Iglesias sigue siendo esquivo.

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!