En su discurso navideño, María Dolores de Cospedal, actual presidenta de la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha, dijo algunas cosas que indignaron a gran parte de la población, hasta el punto que varias organizaciones sociales criticaron sus palabras y las calificaron de mentiras, especialmente las que hacían referencia a los servicios sociales.

Cospedal dijo que han garantizado la educación, la sanidad y los servicios sociales, y que no han cerrado ni una escuela, ni un hospital ni siquiera un centro de atención social para aquellas personas que más lo necesiten, "pese al esfuerzo común".

"La Marea Naranja", uno de los colectivos sociales que han alzado su voz frente a lo que han considerado "sarta de mentiras", han dicho que esa valoración hecha por su presidenta no concuerda con las que ellos han hecho, y que es verdaderamente indignante su discurso que sigue las líneas pactadas por el Partido Popular, decir que "todo va bien", y afianzarse en la idea de que "la crisis ya es historia", entre muchas otras falsedades.

"Llegó, mintió y se fue a comer turrones", frase colgada por esta organización en su página de Facebook.

Según "Marea Naranja", Castilla-La Mancha ha recortado más de mil 600 millones de euros en total, superando los recortes de 10 comunidades autónomas juntas, y es la que más ha recortado este año. Estos recortes supusieron el cierre de 445 camas de forma permanente en los hospitales de la comunidad pasado el verano, y como denuncia el Sindicato de Enfermería, SATSE, el pasado 23 de diciembre, se han sumado el cierre más de 300 durante las fiestas navideñas, lo que deja en evidencia las palabras de Cospedal la noche del 24 de diciembre.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Historias

Y en educación tampoco es cierto lo que dijo, ya que según los datos presentados en octubre por el sindicato STE-CLM, más de 5 mil profesores han visto perder sus empleos desde que entró Cospedal en el gobierno de la Comunidad, mientras que ella sostiene que han garantizado la educación, igual que lo han hecho con la sanidad.

No ha dejado escapar la oportunidad en su discurso de soltar algunas críticas dirigidas a Podemos y a Cataluña.

Sobre los primeros dice que sus planteamientos se basan en endulzar los oídos de los ciudadanos con lo que cada uno quiere escuchar, que carecen de propuestas creíbles y con una "proyección de futuro." En relación a Cataluña ha reiterado que lo que "nos hará más fuertes y solidarios" es una sociedad más unida en España y en Europa, y que no es el mejor momento para iniciar "aventuras inciertas y excluyentes" con proyectos "insolidarios y egoístas".

Los discursos de Cospedal, Rajoy y Felipe VI han sido bastante similares, atacando aspectos directamente relacionados con su cargo y luego, en asuntos generales, han seguido la misma línea los tres, con un tono excesivamente positivos en temas de economía y sobre la salida de la crisis. Está claro que ninguno de los tres salen a la calle para ver la realidad que vive la población: los que mantienen sus trabajos gracias a ver recortados sus sueldos; los que viven de una prestación social que apenas les da para comer; los que ya no perciben nada y están en la más indignante de las pobrezas, y los que ven cómo sus casas son "robadas" por los bancos que hemos rescatados todos con nuestros impuestos.

Salgan a la calle, señores, salgan y péguense un baño de multitudes, aprendan cómo está realmente su pueblo, ése al que tanto dicen proteger y que lo que están haciendo es hundirlo en la más repugnante de las miserias.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más