Seguramente como se lo habrán imaginado, el anime [VIDEO]representa uno de los ingresos más grandes para el país nipón. El medio se ha vuelto popular en todo el mundo, y parece que a Japón se le ve reflejada en los bancos. Gracias a un nuevo informe publicado hace unas horas, los fanáticos se pudieron dar cuenta que las Series de televisión originarias de estas tierras representan la mayoría de las exportaciones de la nación.

Las cifras son descomunales

Según informa Anime News Network, se ha publicado un nuevo informe del Ministerio de Asuntos Internos y Comunicaciones de Japón. El informe data de 2016 y desglosa sus cifras de exportación; Naturalmente, el animé encabeza esta lista.

Según el informe, Japón obtuvo casi $ 360 millones de dólares en 2017, y el anime representó más del 77% de esos ingresos. ¿Quién quiere saber en cuánto contribuyó Dragon Ball a esta cifra? Pues, el año fiscal, que abarcó desde abril de 2017 hasta marzo de 2018, la franquicia creada por Akira Toriyama obtuvo aproximadamente 98,000,000,000 de yenes.

El informe también dice que los ingresos brutos que fueron exportados por el anime provienen de los derechos de transmisión. Los derechos de mercadería, transmisión y derechos de video se unieron para hacer ese enorme total. No obstante, también se han tomado en cuenta las nuevas versiones que está por salir lo que resta del año.

En cuanto a las exportaciones de televisión de Japón, los dramas (mejor conocidos como Doramas) quedaron en segundo lugar, después de ser aplastados por el anime, teniendo el 11% de las exportaciones, mientras que los programas de variedades y documentales se quedaron atrás.

Un negocio rentable

El informe llegó a desglosar las exportaciones por cada región, y las cifras demuestran que Asia es receptiva a ver lo que Japón les tiene por ofrecer. Cerca del 60% de las exportaciones fueron solicitadas por este continente, mientras que el 27% provino de América del Norte, Europa y América Latina redondearon el desglose regional.

Como pudieron observar en estos números, Japón ha visto una creciente cuando se trata de las exportaciones hechas por el animé. Las cifras de 2016 son un 36% más altas que en 2015, pero este informe toma en cuenta nuevos aspectos, como lo es la mercancía vendida alrededor del mundo, y los derechos de uso. Con aclamadas series como Dragon Ball Super [VIDEO] y Your Name [VIDEO] que han disparado su popularidad últimamente. Los fanáticos pueden estar seguros que el anime en Japón se seguirá tomando como una de las fuentes más factibles de ingresos y seguramente pronto veremos nuevas entregas que nos mantenga al filo de nuestro asiento.