Fue un encuentro muy difícil el de Brasil contra Costa Rica, en el cual la escuadra brasileña logró ganar con un marcador de 2-0 con los goles de Coutinho y de Neymar, en los últimos minutos del partido. Uno de los mejores jugadores para Brasil en este momento es Philipe Coutinho, apareciendo en momentos claves en los encuentros de su selección, mientras que otros jugadores parecen que no cambian su forma ni estilo. Neymar, [VIDEO] siempre ha sido el centro de atención para esta nueva selección, y la forma en que el llamó esa atención es muy distinta a la de Cristiano Ronaldo, por solo poner un ejemplo, ya que el jugador de Portugal [VIDEO] siempre intenta hacer jugadas para motivar a su equipo a ir hacia adelante.

Las miradas puestas en Neymar

En este partido contra Costa Rica no fue la excepción, y muchos tenían las miradas puestas en el número 10 de Brasil, pero a simple vista se ve que el jugador apenas regresó a su nivel otra vez después de su lesión en el tobillo que duró poco más de tres meses. Siempre tiene las miradas encima debido al gran impacto que podría ejercer en el partido. El día de hoy se esperaba eso del brasileño, como una pieza fundamental del equipo, llevara a su equipo a la victoria. Pero no fue así, en muy pocas ocasiones llegó a la portería contraria, es cierto que marcó el segundo gol de su equipo, pero ninguna jugada de peligro real.

Coutinho el jugador que se echa al hombro a Brasil

El número 10 de Brasil debería estar cargando el peso y la historia de esta selección, pero no es así, de no ser por la excelente aparición de Coutinho.

Ya que sabemos que no es tan dotado como su compañero, pero él está siendo más consistente y más confiable. Lo extraño es que cuando hay tiros libres o tiros de esquina, Coutinho deja tirar a su compañero, y en este partido Neymar tuvo varias ocasiones las cuales desperdició.

Nadie duda que en estos momentos el cuadro brasileño es una escuadra muy fuerte y un candidato notable para el campeonato, pero en ocasiones parece que Neymar desestabiliza un poco el cuadro y la estrategia, y parece ser que en ocasiones también se desestabiliza emocionalmente, y esto lo pudimos observar al finalizar el partido de este viernes contra Costa Rica. El joven estalló en llanto en medio del campo, no sabemos si lo hizo para llamar la atención debido a que el jugador sabía que todos lo verían, confiemos en que este tipo de actitudes no afecten a la selección de Brasil y no lo perjudiquen en los siguientes partidos.