Todos los días me levanto. Seguramente tenga una rutina como la gran mayoría de los seres que habitamos esta tierra, más parecida o menos parecida pero al fin y al cabo una rutina. Dentro de esa rutina seguro que entra el coger el mando de la televisión, encenderla y poner las noticias. Lo primero que se me pasa a mí por la cabeza es volver a apagarla. Qué triste. Qué pena. Menos mal que al menos lo bueno también se anuncia aunque sea escaso. Bien, después de esta mini-reflexión voy a entrar directamente en el tema.

"La Manada"

Que contradicción, ¿verdad? En lo que a mi conocimiento respecta, tengo entendido que una "manada" es un grupo de animales, lo que conlleva a los siguientes sinónimos: bondad, amor, cariño, amistad, paz, empatía, etc.

Entonces, creo que van a entender mi reacción al ver que este nombre, "La Manada [VIDEO]", se lo ha adjudicado un grupo de personas; sí, personas, porque los animales no actúan como ellos, ni muchísimo menos.

Pero es que esto no es todo; decido no apagar la televisión y continuar viendo el telediario y para mi sorpresa me encuentro con que se defiende el hecho de que cinco personas abusen, violen [VIDEO], manoseen a una chica y hagan con ella lo que su parte racional hubo decidido, que es todo lo mencionado anteriormente, y encima que todos esos actos no sean castigados. Porque me va a decir usted que nueve años de condena, o decir que la chica no era consciente, o que son las consecuencias de haber bebido lo justifica todo.

Creo que me he perdido algo

Habría que ver que hubiese pasado si esa chica o esa mujer o esa hija o esa madre o esa tía o esa sobrina o esa nieta o esa mujer fuese parte de su entorno familiar.

No se lo deseo ni muchísimo menos.

Mujer no es sinónimo de debilidad. No es sinónimo de sexualidad. No es sinónimo de objeto. No es sinónimo de físico. No es sinónimo de "algo con lo que puedo hacer lo que me de la gana", al igual que "hombre" no es sinónimo de "gili...". Parece ser que hay que alcanzar los extremos para que la justicia sea algo justa. Qué pena.

Qué pena el mundo que estamos creando, pero es este mundo porque en el tercer mundo no veo que ocurran estas cosas: "cuando menos se tiene más feliz se vive". Qué pena que cada día se cometan más crímenes, más abusos, que haya más maldad. Hay muchos humanos. Demasiados. La verdadera humanidad reside en los animales y de eso estoy cada día más convencida porque "si los humanos fueran cada día más animales la bondad rebosaría por todo el mundo".