Si creías que el tema de las relaciones conflictivas entre las suegras y las parejas de sus hijos era un mito tenemos que decirte que el algo más común de lo que imaginas. Pero lo bueno es que es posible evitarlo si tenemos en cuenta varios aspectos importantes que garantizan la paz y la armonía entre las familias que es tan necesaria para lograr una sana convivencia.

Uno de los principales responsables de problemas entre las suegras y sus nuevos hijos o hijas es que a pesar de que sus hijos se han casado, sus madres quieren continuar ejerciendo control sobre ellos y haciéndose cargo de ciertos asuntos como si todavía estuviesen solteros.

La verdad es que cuando dos personas se casan deben estar pendientes el uno del otro y las opiniones [VIDEO] o acciones de terceros muchas veces podrían estar sobrando.

El conflicto se inicia cuando las suegras comienzan a notar que su opinión o iniciativa no es tomada en cuenta y al mismo tiempo la pareja de su hijo (a) se siente incómoda (o) al no poder ejercer su rol sin sentir que alguien vigila [VIDEO] cada unos de sus pasos esperando quizás que se equivoque para resaltar el error.

Trabajando por una mejor relación

Lo ideal es que se respeten los espacios de cada uno, nunca la comida de otra persona podrá sustituir la de la madre así que no hay razón para sentir celos o sentirse desplazados, los hijos siempre serán hijos el hacer su propia familia es algo completamente normal y natural.

Quizás al principio cueste un poco adaptarse a lo nuevo que implica hacer una familia pero es cuestión de tiempo para que todos puedan acoplarse.

Pero si estas en esa posición donde quieres evitar conflictos con tu suegra y mantener una relación ideal entre todos hay ciertos consejos muy prácticos que te podrán ayudar. Lo primero que debes saber es que más allá de las opiniones de ella, lo mejor que podrás hacer tú es mantenerte en silencio, así evitarás crear más conflicto y ella no encontrara motivos para iniciar alguno. Llevarse bien con la suegra no solo es importante para tener una familia armoniosa sino que además al tratarse de la madre de la pareja merece respeto pues es el ejemplo que los hijos verán y seguramente repetirán.

Ejerciendo el papel que te corresponde

Pero más allá de eso es importante que asumas por completo el rol de esposo o esposa y no permitas que su madre se siga encargando de lo que solo a ti te corresponde. Con mucha paciencia y dominio propio le ayudaras a la suegra a entender que no ha sido desplazada sino que ha llegado un nuevo tiempo para su hijo (a) y eso lo debe respetar.