Podemos decir que la amistad es una forma de reconocimiento y apreciación hacia una persona. Por su parte, reconocer una verdadera amistad puede ser tan fácil como difícil. Todo debe empezar por tu sentir y por lo que te demuestre tu amigo o amiga. Por otro lado, se considera algo difícil por la forma en que la otra persona pueda engañarte, jugar contigo, mentirte y hacerte creer algo que en realidad no es.

Empecemos por que un buen amigo te acepta tal cual y como eres, y siempre cree en ti. Si por el contrario, te anda juzgando y “motivándote” de alguna manera para que cambies tu esencia, no está siendo un buen amigo y te estaría llevando a convertirte en algo que no eres, lo cual muchas veces se puede prestar a cometer errores en tu vida y llegar a ser una mala persona para la sociedad.

En el mismo sentido, un verdadero amigo nunca se rinde contigo. Si ha de ayudarte, lo hará y no querrá verte nunca pasar por malas experiencias y en el caso en el que te toca afrontar una situación grave en tu vida, siempre estará allí animándote y nunca [VIDEO]se rendirá a tu lado ni permitirá que tú te rindas.

Importante: Un verdadero amigo perdona tus errores y se entrega incondicionalmente

Este aspecto es muy importante. Sabemos que siempre en la vida vamos a cometer errores porque somos humanos con derecho a equivocarnos y es en estas situaciones donde también puedes reconocer una amistad verdadera. Un amigo sincero e incondicional, no te va a juzgar por el error que cometas y si ha sido con él, optara por perdonarte por encima de todo, así, te dará la oportunidad para que remedies tu error y recuperar o no abandonar esa amistad tan bonita que tengan ambos.

El perdón es muy importante en todas las relaciones afectivas. Pero claro está, que por esto, no vas a equivocarte con él una y otra vez, esperando que siempre perdone tus errores, porque así puedes llegar a defraudarlo gravemente.

De este modo, un amigo leal se entrega incondicionalmente. Es decir, cree en ti y además estará en cualquier situación a tu lado, pase lo que pase. La entrega incondicional, el cariño y el amor incondicional, son las bases para una relación interpersonal muy sólida y valiosa.

Eleva tu espíritu, te defiende delante de los demás, te comprende y te valora

También es muy importante que esta persona que consideras tu amigo, eleve tu espíritu. Se trata de llevarte a una mejor posición en tu vida cotidiana. Que te aliente y te motive a lograr los mejores objetivos a tu vida y asimismo, te enseñe cosas sanas para el día a día.

Por su parte, una amistad incondicional te ofrece apoyo y te defiende de cualquier persona cuando estén hablando mal de ti o juzgándote. Se trata de lealtad en todo momento y con quien sea.

Un verdadero amigo nunca permitirá que te dejen mal o hablen mal de ti, principalmente, si son inventos [VIDEO]de otras personas malintencionadas.

Por último, es importante que te comprenda y te valore. Un amigo siempre se pondrá de tu lado para comprenderte y ayudarte a salir de la mejor manera de distintas situaciones y también te valora por sobre todas las cosas, nunca va a defraudar lo que le has ofrecido a lo largo de su amistad.