¡Que sí, Risto Mejide, que estás muy enamorado de Laura Escanes! Desde que el presentador comenzara la relación con la youtuber nos han narrado paso a paso la evolución de su amor. ¿La última? Pues la boda. El día 20 de mayo de 2017 contraían matrimonio en una fiesta multitudinaria.

Después de la exclusiva en la revista “Hola”, Escanes ha subido a su perfil de #YouTube un resumen de la ceremonia para deleite nuestro. 8 minutos y 25 segundos que no tienen desperdicio.

Los votos de Risto

Comienza con la voz en off de Mejide clamando un rotundo “Sí quiero”. Son las dos palabras que preceden a sus votos. Después, el publicista narra una serie de situaciones íntimas que podrían ocurrir en su pareja o en cualquier otra: la pasta de dientes abierta, enfados por el móvil, lágrimas de felicidad… Mucho azúcar y poca originalidad.

Incluso, el escritor alude a la diferencia de edad al establecer que “al amor no le importa la edad”. Hace unos días, Mejide se mostraba molesto con Andreu Buenafuente por ironizar con las distanciadas fechas de nacimiento de los recién estrenados marido y mujer. Sin embargo, delante de cientas de personas en su boda y para cientas de miles en YouTube, él mismo alude al reiterado ítem que tanto le disgusta.

El publicista termina sus votos destacando la belleza de los ojos de Escanes y su número de followers. De entre todas las buenas cualidades, que seguro que son muchas, de su esposa, decide destacar sus ojos y sus followers... Él sabrá.

Los votos de Laura

Con los votos de Laura Escanes la cosa no mejora. Los textos de la influencer son habituales en su perfil de YouTube, por lo que no vale sorprenderse.

Vídeos destacados del día

El contenido de sus palabras resulta como el eco de las 400 bodas de amigos en las que hemos sufrido todos y cada uno de los mortales el año pasado. La joven expresa su deseo de mirarse como el primer día y de quererse como el último. Define a su marido como su presente y su futuro. Un alarde de personalidad y composiciones literarias nunca escuchadas. Deja para el final su mensaje de autobombo al hacer referencia a su recurrente "Toelrrato" de las redes sociales: “Voy a quererte todos los ratos de mi vida”.

La celebración en la boda de Risto y Escanes

El resto del vídeo es imperdible para cualquier cinéfilo con un mínimo de bagaje cultural: Mejide pensativo en la cama; el vestido de la novia colgado "Toelrrato" en una percha; besos… muchos besos; gente haciendo como que baila cuando le graba la cámara; el plano de Vasile dando la chapa a una atenta Pilar Rahola; y una sucesión de rostros famosos: Virginia Maestro, Chicote, Adriana Abenia, Jorge Fernández…

Para que una boda pueda ser considerada como tal, tiene que tener una pátina deliciosamente hortera.

El enlace de estos ilustres mediáticos no podía ser menos. La novia, desde un balcón procede al clásico lanzamiento del ramo. Ella tan cuca, bromea. Hace primero un amago para después arrojarlo al segundo intento a la multitud de mujeres que aguardan impacientes.

Los novios llegando al salón del banquete con todos los invitados meneando sus servilletas en lo alto resulta épico. Un puesto de tarot donde los invitados podían descubrir su futuro. Con tanto baile y tanta canción pretendidamente cool no hay ni rastro de temazos míticos que nunca fallan como “Paquito el chocolatero”, “La mayonesa” o “Grease”.

Carmen Rigalt, hablando de las bodas en general, aseguraba en su columna de El Mundo que “en las bodas de la gente educada, las vestimentas siempre están dos tonos por debajo del paisaje”, pues bien, digamos que en la boda de Risto Mejide y Laura Escanés la educación brillaba por su ausencia.