La elección de Donald Trump como presidente de la primera potencia mundial me ha llevado a reflexionar acerca de la #Sociedad como conjunto.

Un elemento fundamental en la #Política es la sociología. No podemos olvidar que vivimos en un mundo repleto de personas con diferentes intereses, aspiraciones y creencias.

Está claro que la sociedad se agrupa en colectivos que comparten los mismos ideales más o menos. Cada partido político representa a una de estas agrupaciones, y promete a sus seguidores seguir la línea política que defienden.

Así pues, se es de un colectivo o de otro, de una ideología u otra. Se es de izquierdas o de derechas; comunista o capitalista; republicano o demócrata; socialista o liberal.

Existe un elemento común a todos esos colectivos, a todas y cada una de las personas que forman esas agrupaciones. Todas ellas son humanas, y como seres vivos comparten una naturaleza.

Con todo el jaleo que la política supone, creo que a veces no queda tiempo para pensar qué es lo que importa realmente. A algunas personas se les olvida que son humanas. Se esconden bajo una máscara que se supone que las define, y dejan de tener tiempo para pensar en el ser humano que hay oculto en todas las manifestaciones, en todas las elecciones, en todas las guerras.

Todo lo que hacemos, desde las funciones vitales hasta las decisiones de gobierno, lo hacemos para satisfacer nuestras emociones. Y por ello considero que, no hay nada más importante que la humanidad. El gobierno, la política y las guerras van después de los derechos y libertades fundamentales de los seres humanos.

Vídeos destacados del día

Vivir en un mundo pacífico, ordenado, tolerante, respetuoso y que diga la verdad me parece una necesidad. La paz, la libertad, los derechos fundamentales, la igualdad, el rechazo a la violencia de cualquier tipo, la justicia, la educación y el cuidado del medio ambiente son bases, pilares, fundamentos sobre los que se levanta una sociedad. Estos fundamentos deberían ser respetados por cualquier línea política, por cualquier persona.

Si en algo estamos de acuerdo es en que todos somos humanos, y para defenderlo necesitamos de estos pilares básicos.

Las campañas políticas de hoy en día nos son sinceras, guardan rencor, luchan por el poder. Ahí está el problema, la mayoría de candidatos o de partidos políticos son egoístas, corruptos y testarudos. Defienden intereses propios, olvidando que el mundo está formado por cientos de miles de mentes maravillosas que aportan nuevas ideas, opiniones y mejoras. Todos se ciñen a una línea de pensamiento y la siguen refutando salirse lo más mínimo de ella.

Hay tantas opiniones como personas, y la política, que es aquello que pretender ordenar y dirigir la sociedad, fracasará siempre que piense que la única ideología válida es la propia. Necesitamos un gobierno novedoso, moderno, renovado, pacífico, respetuoso, tolerante, que nos represente a todos por igual.

Creo necesario una reflexión sobre lo que de verdad queremos y quien puede ofrecérnoslo mejor. Somos humanos, y todos, sin discriminación de raza, cultura, orientación sexual o clase social queremos lo mismo: felicidad y bienestar. #Derechos Humanos