Quiero dejar claro que respeto profundamente a los creadores de esta pieza, así como a aquellos que les ha gustado. Esto es solo una opinión y la quiero expresar porque como pongo en el subtítulo, creo que el debate merece la pena.

Viendo el #Spot y tras reflexionar, he descubierto los dos motivos por los que esta pieza pasará al olvido de mi memoria publicitaria, ahí van:

La verosimilitud de la historia

En la escuela de cine te enseñan que el pilar fundamental de una buena historia es el conflicto: el conflicto es el porqué de todo, es lo que origina la historia, es la lucha que tienen los personajes principales, la piedra angular sobre la que pivota el relato.

En mi opinión, es fundamental que este conflicto esté bien explicado para creerte la historia, y creo que en el caso del spot no se consigue.

Este corto me recuerda a la película Goodbye Lenin, en la que un hijo y su familia se empeñan en ocultar a su madre la realidad del mundo en el que vive cuando esta se levanta del coma ya que si no lo hacen, el delicado corazón de ella se alteraría y podría morir. La realidad que intentaban ocultar era que ya no existe el muro de Berlín, por lo que durante toda la película su familia y amigos intentan “maquillar” esta realidad.

El conflicto es el hecho de que al despertar del coma la madre corre riesgos de que su corazón falle si se entera de la verdad. Un conflicto bien explicado, trágico pero verosímil, que “sostiene” el resto de la historia.

A mi juicio esto no ocurre en el spot.

Vídeos destacados del día

La historia es muy parecida a la de Goodbye Lenin: toda una comunidad intentando ocultar una realidad a una mujer mayor; pero en el caso del spot la razón, el conflicto, lo que sostiene y explica la historia, no lo cuentan o tenemos que imaginárnoslo. ¿Tenemos que suponer que todo un pueblo se moviliza porque…?

1. La señora es muy querida y todos creen que es buena idea hacerla sentir millonaria por un rato.

2. La señora se está muriendo y quieren que pase sus últimos días en paz.

Al no estar bien explicado el porqué de todo hace que la historia para mí no sea creíble. De entrada no me creo que todo un pueblo se movilice para hacer feliz a una mujer porque sí; por otra parte si la mujer se está muriendo tendrían que habérmelo dicho: en este caso el anuncio sería muy tétrico y una copia de una peli, pero al menos sería verosímil.

El mensaje: la realidad es una mierda y es mejor ocultarla

En el primer spot de la lotería el mensaje estaba claro: compartir la felicidad con los “nuestros” hace de este mundo un mundo mejor, y por eso el del bar le guardaba el boleto a su cliente en vez de quedárselo para él.

En el de Justino pasa lo mismo: sus compañeros de la fábrica le han guardado un boleto porque es alguien querido para ellos y forma parte de esa comunidad.

En ambos spots nos hablan de generosidad, de compartir, de ser justos, de ser mejores personas; y por eso nos inspiraron.

En el Spot de este año conviven dos mensajes y pienso que el mensaje principal, el que debía de ser el centro, se queda como un mensaje secundario o como cierre del Spot: hablo de cuando la madre le entrega el boleto a su hijo al final de la historia.

Es cierto que también nos hablan de generosidad, de ser mejores personas, de compartir…etc. pero no elimina el que para mí es el mensaje que subyace a todo el spot y en el que se centra la historia: “la realidad es muy triste, intentemos maquillarla (al menos por unas horas)”

¿Se supone que tiene que inspirarnos que toda una comunidad intente hacer creer a una persona mayor que es millonaria por unas horas? Si, es muy bonito que todo un pueblo se movilice para hacer feliz a una persona, pero ¿no están siendo unos inconscientes?¿con que cara luego le dices a la señora que todo era mentira? #Loteria #Navidad