Hoy comienza la segunda legislatura del #Gobierno del #PP. Del desgobierno, mejor dicho. Ministros sin experiencia alguna en sus nuevos ministerios, altos cargos imputados por todo tipo de delitos, o "investigados" como se dice ahora, y todo esto bajo la sombra de un #gobierno en minoría. Este nuevo gobierno de malabaristas, equilibristas y domadores de fieras, no durará más de lo que como mínimo establece la ley, es decir seis meses.

El señor de los SMS lo tiene todo calculado. Tal vez Mariano Rajoy sea más inteligente de lo que en un principio parece, pero sólo  tal vez. El único objetivo de este nuevo gabinete de gobierno es mantenerse hasta la convocatoria de nuevas elecciones, ya que al no tener una oposición real directa, la mayoría absoluta es algo a tener en cuenta.

El #PSOE seguirá hundido durante un tiempo tras recibir el que hasta la fecha ha sido el mayor varapalo de su historia, de Ciudadanos mejor ni hablemos, pues dudosamente existirá algún votante orgulloso, y por último, #Podemos, que están demasiado ocupados con sus guerrillas internas como para preocuparse de hacer una oposición constructiva.

Ha sido un movimiento de una índole majestuosa, digno de una novela de Orwell que nada tendría que envidiar a "1984" o "Rebelión en la granja". Así se hace política, pues al fin y al cabo; ¿qué es la política si no un juego de ajedrez, o como diría el señor Iglesias, una temporada de "Juego de Tronos"?

Pobres ingenuos los que creyeron en ellos una vez más, y pobres aquellos altos cargos del PSOE que pensaron que abstenerse no era una mala idea al fin y al cabo.

Vídeos destacados del día

Todos ellos durarán tanto como lo haga este gobierno provisional. Ya se pueden ir preparando tanto como la sanidad como la educación públicas, pues ya ha empezado su proceso de eliminación, o como diría el señor Wert, de reestructuración. Dicho esto, sólo me queda desearle suerte a nuestro país, ese de terrazas, fútbol y buen vino, pues todavía queda un largo camino por recorrer, y se acercan curvas, sin peraltes ni barreras de seguridad, y no llevamos el cinturón puesto. #España #Mariano Rajoy