Anoche me quede viendo las elecciones de Estados Unidos ( también llamados Estados Juntitos según Mortadelo y Filemón) y debo reconocer que quería que ganase el señor #Trump. En los últimos años nos hemos ido acomodando a los partidos tradicionales y si aparece uno nuevo con más fuerza se empieza a generar una #Política de rechazo y mentiras. Sinceramente nadie quiere un cambio, lo desean pero no lo quieren conseguir. Un ejemplo es España.

Hay crisis, se vota al PSOE nos lleva a la ruina, se vota al PP se le critica por hacer recortes y se intenta que no salga, si no el PSOE para volver a lo mismo de siempre….¿y los demás partidos? ¿Qué pasa con Podemos? Es un partido joven moderno con las ideas muy claras y como no gusta se empieza a criticar echando mala publicidad sobre ellos etc.

Eso mismo ha pasado con Trump.

Tendrá cosas que no me gusten y no esté de acuerdo, pero como buen patriota mira por su país y quiere eliminar todo aquello que le hace daño y lo deteriora, todo lo que él considera malo. La gente dice “tengo miedo a su gobierno”, “nos llevará a la ruina” etc. ¿Se le ha dado la oportunidad de demostrar si lo que él propone es lo mejor o solo se le rechaza porque no es lo que nos gusta oir por que no es “políticamente correcto”?. Dejemos de preocuparnos por lo que los demás a miles de kilómetros pueden o no hacer y preocupémonos más por nuestra vida, nuestra sociedad y nuestro país. Porque en este país la cosa va mal no tanto como años atrás pero no se tiene ambición, no se lucha se prefiere dejar que todo pase se prefiere ver Telecinco antes que darle oportunidad a nuevos partidos más frescos, que aunque no convenzan a todos pueden aportar nuevos horizontes.

Vídeos destacados del día

Trump tiene ahora el reto de cumplir lo que ha dicho, sanear la sociedad, mejorar la economía, el nivel nacional y las relaciones. Yo creo que podría cambiar algunos aspectos de su mandato pero lo que no podemos hacer es ya criticarle y juzgarle sin haberle dado la oportunidad de demostrar si lo que él propone está bien o está mal. El tiempo dirá quien tiene razón y quien no