2

Antes de nada, aclarar que un servidor es un fiel seguidor de la serie y que este artículo no pretende cuestionar la indudable calidad que tiene #Black Mirror. Tanto para los detractores como para los amantes del haterismo que en ocasiones se mueve por internet, tened claro que este artículo no es de ese tipo.

Sin embargo, y como ya he dicho, soy un fan de la serie y he visto cómo algunos episodios alcanzaban lo que en mi opinión es la excelencia en el claro propósito que tiene #Black Mirror de crear un 'terror psicológico' muy inteligente con el que nos dicen "prepárate, porque esto podría llegar a ser así".

Cada capítulo de #Black Mirror se nos muestra como una historia única y original con la que nos cuentan algo que nadie nos había contado antes; eso precisamente es lo que me ha faltado en este episodio que inicia la tercera temporada.

De forma muy similar a lo que me sucediera con el piloto propio de la serie, The National Anthem (1x01), me ha parecido una historia peliaguda que no trajo una idea demasiado original, desde luego no al nivel de los otros episodios.

Es cierto que el último episodio que habíamos visto de #Black Mirror fue el especial White Christmas, que a juicio personal alcanzó la mencionada excelencia que puede llegar a aportar #Black Mirror, y no podíamos esperar tal nivel de lo directamente siguiente. Sin embargo, tras los sesenta y dos minutazos de episodio he observado varios puntos importantes que justifican que el #3x01 me haya dejado frío.

El episodio se nos presenta con un grupo de gente mirando las pantallas de sus smartphones (sin comentarios), pero la primera sensación de familiaridad me ha llegado al ver el dispositivo con el que se relaciona al móvil y a todo el capítulo en general, y al que no vamos a mencionar para evitar los mencionados spoilers.

Vídeos destacados del día

¿No podían haber inventado otra cosa que tuviera un poquito más de identidad?

Las interpretaciones también me han dejado algo descolocado, ya que en ocasiones me devolvían esa desagradable pero tan ansiada impresión de "yo podría estar ahí ahora mismo", y en otras me hacían ver el episodio como una distopía demasiado extraña como para identificarme con ella.

Durante el episodio he seguido teniendo la impresión aquella de "¿dónde he visto esto yo antes?" en relación a la idea que mueve la trama. Pronto me he acordado de una referencia a la que he relacionado la idea; y seguro que a vosotros os puede venir otra distinta a la cabeza, de algún episodio o película con el que os pueda pasar algo similar.

En este caso yo me refiero al episodio App Development and Condiments (5x08) de la serie Community que hace dos años nos presentaba, aunque en clave de humor, una realidad que dependía de cierta App (MeowMeowBeenz y lo entenderéis). No intento machacar la serie o que mis palabras suenen con altivez, todo lo contrario, al reconocer su gran valía en el mercado audiovisual las pretensiones de estas críticas es que regresen a lo que han sido.

¿Creéis que he sido demasiado crítico o coincidís conmigo? ¿Puede estar relacionado con el cambio de capítulos que encargaron para esta temporada en relación a las anteriores? Seguiré viendo los episodios de la tercera temporada (no demasiado rápido, para disfrutarla) y compartiré con vosotros mis impresiones si cambian de rumbo.