Ha sido como una chirigota, pero con mala intención. Rajoy se disfrazó de persona dialogante y ofreció sus versos a un parlamento cómplice de la sátira representada. Solo le faltó el humor para que los sufridores españoles pudieran esbozar una sonrisa. Pero el asunto no hace gracia a nadie, salvo al Partido Popular.

El Congreso de los Diputados es el escenario donde los tenores interpretan sus letras. Rajoy subió al estrado y entonó la melodía sin pasión, impasible y sabedor de que la comparsa socialista, el "cuarteto" carnavalesco de Ciudadanos y el coro morado son meros acompañantes ignorantes de la letra y únicamente capaces de hacer sonar el tambor y la guitarra a duras penas.

Rajoy pasó de puntillas sobre todo. No expuso líneas maestras sobre sus intenciones políticas porque está a expensas de lo que le marquen desde Berlín. La copla hizo referencia a las pensiones y ofreció al pueblo una estrofa de tranquilidad afirmando que "por cada pensionista se firman seis contratos de trabajo". Una suerte de composición desafinada, sarcástica y más cerca de la falacia que de la realidad diaria. Quiso aludir a la actualidad pero eludiendo los hechos verdaderos.

El todavía presidente en funciones ofreció "diálogo" en su discurso de investidura. La necesidad de aprobar unos presupuestos que se deben recortar por mandato de la Comisión Europea en más de 5.500 millones de euros así lo exige. Bruselas recomendó cambios en el IVA para aumentar la recaudación, un mayor control de la contratación pública y avances en el sistema de pensiones y empleo.

Vídeos destacados del día

Difícil lo tiene el PP después de cinco años sin plática y política.

#España se expone a una legislatura complicada. La chirigota parlamentaria a tres voces tiene ante sí una función para la que no ha ensayado. Las patrañas electorales dan paso a la realidad. El momento actual es crucial para el devenir de la sociedad española. Un país sin modelo consistente, desgarrado, un juguete en manos de una Europa austera que amenaza con una multa si no se ajusta el déficit y con la congelación de los fondos europeos si no se cumplen los objetivos. #Gobierno